martes, 9 de junio de 2015

Alguien

Porque me voy a morir. Cuando sea, cuando la Huesuda decida. Pero me voy a morir, como todos moriremos.

¡Qué mal pensar en la Muerte! ¿Verdad? Pues no... Porque la Muerte forma parte de la Vida, porque siempre nos hablan de la Vida, pero pocas veces no hablan de la Muerte. A la Muerte nadie la quiere, cómo es lógico y, sin embargo, es nuestro Destino más seguro. Ser Polvo De Fuego en una vasija o Dormir Eternamente rodeados de lonchas de mortadela para que nos coman los gusanos, como dice esa canción cruelmente divertida que siempre me ha sacado una sonrisa malosa.

¿Insensible? No creo... Yo pienso en la Muerte. Porque la Muerte todo lo cambia.
Muchas de las Grandes Revelaciones transcendentales que me han provocado un gran cortocircuito dentro del Alma han estado causadas por la Parca... La Dama De La Muerte. Sí. Esa que para mí es una Mujer y no un ser con capucha negra y guadaña. Esa que me parece mucho más épico y entrañable imaginármela vestida de Blanco, con rostros angelical, mutando su expresión en función de quién se lleva... Algo así como la Muerte en esa maravillosa historia que es “La Ladrona De Libros”, con esa dulce ternura que se respira en cada una de sus páginas.

Porque nos enseñan a vivir, pero obvian lo más obvio, que, al final, moriremos... Porque nos hacen creer que no tenemos Fecha De Caducidad, cuando la Caducidad de quienes somos empieza en ese momento justo en el que dejamos de Creer, de Soñar, de Avanzar... De hacer con nuestro Tiempo lo que queramos hacer con él.


Dicen que le doy muchas vueltas al Coco, que agito mis Pensamientos como en una coctelera llena de mil licores distintos, tratando de mezclarlos todos y, al mismo tiempo, separando cada uno de sus sabores...

Y tienen razón... Porque, si algo tengo muy, muy claro, es que, cuando la Dama De La Muerte se cruce en mi camino, sea cuando sea ese Momento, quiero estar orgullosa de cómo he vivido, hacer ese viaje al Más Allá sin Miedo, con la cabeza bien alta, sabiendo que aproveché hasta los segundos extras que no me merecía...

Por eso ya no dejo que sea la Huesuda quien provoque mis cortocircuitos, ya no la espero... ¡Los provoco yo! ¡Epa!

La gente te matará con el Tiempo,
y la forma en la que te matarán será
con pequeñas e inocuas frases como <<sé realista>>,
Dylan Moran

Sé realista...

Estoy un poco harta de esas frases de “Y si tuvieras una Familia, unos niños que atender...”
Veamos... No. No tengo Familia. No tengo unos niños que atender. Y, a menos que el Espírtu Santo decida obrar un Milagro, en los próximos meses no habrá bebé a bordo ni de coña...

[Nota para el Espíritu Santo: Si vas a hacerme una visita, te ruego que te transformes en Carne y Hueso y que tomes la apariencia de William Levy... Que ya que vamos a hacer un Milagro... ¡Deberá ser glorioso!]

Por lo tanto, ¿por qué debo imaginar la clase de responsabilidad que tendría? ¿Para qué? No las tengo. No las quiero. No. Al menos, no ahora. No en un Futuro Próximo. Así que... ¿Dónde está el Problema de que decida vivir a mi modo?

Tengo un Amigo que va a ser papá. Tiene su Vida según Él la ha diseñado. Se ha casado con su Amor, tiene su propia casa y un negocio en el que están plasmados sus Sueños. Y, de la manera más sana del Mundo, envidio esa parte relativa al Amor, pero nada más. Me alegro por Él, por Ella y por el Chiquitajo que está en camino. Muy Mucho. Porque toda la Pandilla estamos esperando al Pequeñajo con mucha ilu, con mucho cariño... Pero es su Vida. Porque Él la ha elegido así, Él quiere una vida normal. Normal. Aunque no todos queramos tener esa clase de normalidad...

Muchas veces me dice eso de “¿Te imaginas cuando seas más mayor y estés sola? ¿Sin niños?”, nunca sé muy bien qué responder. En parte porque mi reloj biológico tampoco hace “tic-tac”; En parte porque si, algo he aprendido de la puñetera vida, es que, imaginar un Futuro no sirve de nada, porque nuestra vida es como un Libro de esos de “Elige Tu Propia Aventura”, en la que aún eligiendo lo que quieres, la hoja a la que te mandan siempre guarda una Sorpresa que no esperas; En parte porque me asusta un poco imaginármelo... ¿Siendo sincera? Sí, me da bastante Miedo saber qué va a ser de mí para entonces, pero... Por otro lado, ¿quién sabe? Tampoco imaginé que tendría un Blog; que no me prepararía una Opos, cuando siempre he sido super responsable para eso; que podría vivir sin esa sensación de vivir permanentemente en las nubes (Aunque desee poder hacerlo nuevo); que podría apañármelas en una Ciudad en la que, prácticamente, no conozco a nadie...

Imaginé que, cuando llegase a los 30 (ya falta poquito), sería tutora en un cole, vivíría con el Amor de mi Vida, tendríamos cientos y cientos de Sueños juntos, que viajaríamos por mil lugares... ¡Qué nos liaríamos a darnos espadazos a lo William Wallace! ¡Que haríamos de cada día, momentos únicos!


Pero no soy tutora... Soy una Maestra. Una Maestra que trabaja en un Proyecto Educativo que la tiene más que enganchada. En donde las Emociones están tan a flor de piel que puedes palparlas con la punta de los dedos... En una Ciudad en la que he empezado a sentirme muy cómoda. Yo que ansiaba por encima de todo volar, huir lejos, muy lejos... Desconocía que lo único que en verdad necesitaba era la Independencia necesaria para poder volar, en dónde los únicos límites fueses impuestos por mí...

Y tampoco tengo Amor... El Corazón vacío, endulzado con Canciones De Amor que me hacen sonreir y llorar... Durante estos meses no me he sentido amorosamente atraída por nadie. Sí. Vale. ¡Soy una hormona con patas! ¡Tengo Porno Mental entre mis Neuronas! Pero para mí eso no es suficiente para arrojarme a los brazos de un Hombre, por desgracia (O no... En este Mundo todo es relativo y, más de alguna vez, he querido ser distinta), necesito que me palpite el Corazón y Mariposas en el Estómago, además del pálpito de otros puntos de mi anatomía, para poder colgarme del cuello (y del resto del cuerpo ;P) de un Chico... Aunque mis ojos ya no se detengan en chicos, sino que empiecen a fijarse en Chicos más Adultos... ¡Cosas Del Crecer!


En cuanto a los Sueños... Fluyen, van, vienen, se van... Se retuercen, se escapan y me acarician... Y, tras hacer algunas trastadas se marchan, para después regresar... Pero Sueño. Sigo soñando. ¿Con qué? Con viajes... Con muchos, muchos viajes... En buena Compañía. Sueño con poder seguir haciendo lo que hago, enredando Emociones y Sentimientos en el Cole, aprendiendo con los Peques, como he estado haciendo los dos últimos cursos. Sueño con esa Estrella, con mi Estrella. Mil veces he hablado y escrito sobre Él.

Aunque... También imagino que nunca llega. A veces, imagino que mi Estrella nunca aparecerá y solo dejará su rastro fugaz entre la estela de mis Sueños... Y entonces... ¿Soledad? Puuues... Siempre bromeo con que seré la Loca De Los Perros... Y tampoco pinta mal, pero sí que da vértigo.

Sé realista...
Sé Alguien... ¡Tienes que ser Alguien!

En el Mundo en el que vivimos se le da tanta importancia a ser Alguien, que da igual qué clase de Alguien sea, lo único que parece prevalecer es ser Alguien, aunque ese Alguien jamás forme parte de Uno Mismo, ni estemos orgulloso de su Figura. Solo es Alguien. Alguien que no tiene por qué gustarnos, con el que no nos tenemos que sentir identificados, simplemente convivir con Él para poder ir al son que marcan las demandas de la Sociedad, de ese Mundo en el que se supone que tenemos que convivir.

Yo no soy Alguien.
¿Por qué tengo que ser Alguien? ¿Para qué debo ser Alguien?

A mí me gusta nadar a contracorriente. Escuchar consejos, para poder decidir después.
Todos dicen afirmar saber mucho de la Vida (Yo me incluyo... Lo reconozco, a veces lo hago...), pero... ¿Qué sabemos de la Vida? Solo sabemos lo que nuestra Vida nos ha querido mostrar y, por lo tanto, cada aprendizaje es distinto, lo que es válido para unos, no tiene que servir para otros...

Y nos enseñan que es malo. Que nadar a contracorriente nunca trae nada bueno. Que hay que seguir el curso del Río... ¿Y si no se quiere? ¿Y si no se quiere seguir el curso? ¿Y si lo que más se desea es subir Montaña arriba? ¿Contemplar la maravilla de un Cielo cubierto de Nubes? Y después... ¡Volar! Pero nada de pegarse hostiones contra el suelo, ¡no!, nada de eso... ¡Desplegar las Alas! ¡Disfrutar de ese Vértigo acojonante que hace vibrar cada fibra de tu ser! ¿Dónde está el Camino correcto? ¿Quién tiene Respuesta para esa Pregunta? ¡Nadie! Porque Nadie puede saber qué ocurrirá tras cada “quizá” que se dejó escapar, tras cada “quizá” que no se quiso coger... Porque Nadie sabe qué podría haber ocurrido... Nadie...

Porque la Vida es Coraje a cada segundo. Porque hay muchos Alguienes que no quisieron ser un simple Alguien. Porque considero que en este Mundo hay Personas Valientes que descubren estas cositas, que deciden hacer temblar el Suelo que pisan para marcar, con sus propios pasos, los ritmos que desean seguir, escuchar, crear, soñar o vivir. Para algunos no son más que estúpidos Soñadores agitando la Bandera de los que algunos consideran Utopías. Utopías... Creo en las Utopías. Porque sin las Utopías el Planeta Tierra jamás habría girado, jamás los Hombres habrían descubierto el Fuego... ¡Fuego! ¡Qué absurdo! Pensar en Seres Humanos sumidos en la Oscuridad de la Noche, esperando encontrar un Sol que brille cuando la Luna asoma sonriente. ¡Fuego! ¡Fuego! ¡Fuego!

Sí... Pienso mucho... Y mi Cerebro es un Cóctel Molotov que nunca se detiene... Que trata de desentrañar el Misterio más Peligroso y Magico de todos, ese que es Imposible de descifrar, porque tiene tantos matices como días tiene el Planeta desde su Creación...

Pero la Vida... La Vida tiene algo de Azar, Casualidad y Destino... Y, al final, la Dama De La Muerte nos acogerá en su regazo... Y, cuando eso ocurra, ¿qué le vas a decir?

Yo... Gritaré a todo pulmón: “¡Quiero ser un Espectro! ¡Y hacer trastadas en el Reino de los Vivos! ¡Dar vueltas en la Barca de Caronte! ¡Vivir la Muerte!”

Trata de aprender a respirar profundamente,
a saborear la comida cuando comes
y, cuando duermas, a dormir como un tronco.
Intenta estar vivo de verdad
con todas tus fuerzas,
y cuando rías, ríe hasta partirte de risa.
Y cuando te enfades, enfádate bien.
Trata de estar vivo.
Porque ya estarás muerto suficientemente.
Ernest Hemingway



PD: Lo sé. Soy una inmadura. Muchos dirán eso... Que nada sabe... <<Sé realista...>> Soy realista. He tenido mucho tiempo para ser realista. Para observar todo lo que sucede a mi alrededor, para ver lo que no se ve... He perdido a gente que realmente me importaba demasiado, a algunos se los llevó la Huesuda; Otros, murieron en vida; Y a otros... Simplemente se fueron, los dejé marchar, fruto de decisiones forzadas, de otras no tanto... Y no me importa ser una Inmadura. Es una de mis tantas Imperfecciones. Sé que hay gente que cree que pierdo mucho el Tiempo. Porque me cuesta amoldarme a los convencionalismos de la Sociedad, a esas típicas frases de “La Vida es así...” o “Es lo que hay...” Sé que hay gente muy cercana que nunca ha creído en mí, que, si lo ha hecho, tampoco se ha molestado en decírmelo, recalcando siempre todo lo que no hago bien... Hago cosas bien. Y soy una Inmadura.


7 comentarios:

  1. Una vez me dijo un hombre que estaba en el hospital que menos mal que había tenido hijos porque así ahora no estaba solo. Existe gente que tiene hijos porque es lo que toca, por convencionalismos o por lo que sea. Para mi, por motivos equivocados. Pienso que cada persona debe seguir su camino. Sea antes o después o nunca. Tengo amigos que no quieren tener hijos y tienen que soportar cada dos por tres el acoso familiar y de amigos. Creo que solo hay una vida y cada uno tiene que vivirla como quiera. En fin, solo es mi opinión. Un besillo muy grande y me encantan las canciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡María! ;)
      Siempre es muy bienvenida tu opinión en mi Neverita Sangrienta #SeSabe
      Puuuues... Desde mi punto de vista, tener Peques es una de las decisiones más importantes de la Vida y que no hay que tomárselo a ligera... Porque ser papá, mamá (Ya sean biológicos y no) debe ser Maravilloso, pero también lo más complicado que hay... Creo que se deber querer ser Papás, que se debe sentir dentro del Corazón... Y, sobre todo, que no debería estar regido por lo que se supone que se debe hacer...
      Yo no sé si quiero ser mamá. Hay veces que sí. Hay veces que no. Pero no lo veo tan lejano, que es algo que no me suelo plantear mucho, aunque, ahora, que tenemos al Enano aproximándose, se me viene mucho a la Mente... Lo que sí que sé, de lo que estoy realmente segura es que jamás tendré Peques para rellenar los huecos de la Soledad. Me parece algo injusto. Como en el que busca un parche para su vida. Y los Críos no son parches, nunca deberían serlo y lo son muchísimas otras.
      Por otra parte... Me da a mí que tú eres Mamá porque es lo que querías o, al menos, eso es lo que me transmites cuando hablas de ello... ¡Y me encanta! Y porque me parece precioso ^w^
      En fin... También pienso que cada uno debería vivir su Vida como quiera, que es la única que tenemos ;)
      ¡Besazos!

      PD: Rozalen... Ya sabes de quién es la culpa, ¿no? ¡Tuya! Por descubrirmela *-*
      Y Volar... ¡La Siento tanto! ;)

      Eliminar
    2. Ayyy ser mamá es uno de mis sueños cumplidos. Desde que tengo uso de razón quería ser mamá. Me chiflaban los bebés. En el instituto se metían conmigo por eso. Por eso me da rabia que la gente intente obligar a otra a que tenga hijos. Pero vamos que si me pongo a hablar del tema no pararía nunca. Jajaja. Así que a vivir la vida como uno quiera, que son dos días, y como tú bien dices esa señora de negro, nos acecha por ahí, jejeje.
      Un besillo guapa y sigue escribiendo que me encanta.

      Eliminar
    3. P.D. Macaco me encanta. Es especial. Esa canción no la había oído, ya me has descubierto otra preciosa. Yo te descubro, y tú a mi.

      Eliminar
    4. Ves... ¡Lo sabía! Se te nota un montón... *-* Y me parece lo más lindo del Mundo que haya Personitas que quieran ser papá o mamá con Pasión, no por obligación... #SeSabe
      Yo que sé... Durante un tiempo, unos tres o cuatro años atrás, sí que sentí el reloj "tiquitaqueando" dentro de mí, peeeero... ¡Se silenció! La Vida es la Vida y gira mil veces... Así qué... ¿Quién sabe? Quizás algún día haya por el Mundo una Mini-Campanilla liándola... ;)

      PD: Toy enganchada a Rozalen... ¡Jope! ¡Gracias! Me llegan mogollón sus canciones... ¡Son Mágicas! ¡Y muy directas! ;)
      Y Macaco... ¡Esa Canción ha sido un descubrimiento de este Finde!

      Eliminar
  2. No sé qué decirte, Campanilla, excepto que como es tu vida, la vivas a tu modo.

    Haz lo que quieras, lo que te pida el cuerpo, lo que tus sueños y convicciones te dicten. De ese modo si te equivocas, o no te va bien, o incluso si te estrellas de bruces, te quedará al menos el consuelo de que has vivido a TU manera. Las consecuencias las vas a tener que asumir siempre y siempre vas a tener que pagar un precio, eso incluso aunque siguieras todos los consejos "cuerdos y cabales" de cada persona que te cruzaras en la vida, porque nadie lo sabe todo, nadie puede preverlo todo, nadie lo controla todo, ¡¡así que la aventura está servida!! Lo importante es que seas feliz y que te sientas bien dentro de tu propia existencia.

    Respecto a lo que los demás esperan de tí, pasa mucho!! Trata de llegar a ser lo que tú misma esperas de tí. Te lo dice una que comparte su vida desde los 21 años con el mismo hombre (maravilloso, por cierto) y que no ha traído hijos al mundo porque así lo ha decidido de mutuo acuerdo con su pareja; una que tiene una licenciatura de seis años y que sin embargo es ama de casa por vocación. A mi me importa un pito lo que la gente diga, y te aseguro que he escuchado muchas cosas, porque cuando me acuesto cada noche me siento feliz, realizada y una privilegiada de la vida. Lo que tenga que venir después, ya lo iremos enfrentando...

    Por si te sirve de consuelo, con los años (yo ya tengo 46) una no deja de pensar, pero piensa menos en plan huracán y más en plan brisa jajajajaja.

    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Considero que cada quien debe vivir a su manera haciendo lo que le hace feliz, pero después de leer todo lo que escribiste pienso, de pronto estoy equivocada, que a pesar de todo no eres completamente feliz porque de una u otra forma te importa lo que los demás piensen de ti. La felicidad es un estado, depende mucho de lo que sentimos, de lo que llevamos por dentro, muchas veces expresamos cosas que realmente no sentimos, simplemente para hacer creer a los demás que somos diferentes o que no compartimos ciertas ideas, pero muy en el fondo sabemos que eso no es cierto y por tanto no nos da felicidad, al contrario al final nos sentimos amargados y frustrado! Vive tu vida como quieras y haz lo que tu creas necesario para ser feliz pero se completamente honesta contigo misma y piensa si es lo que verdaderamente quieres!

    ResponderEliminar