Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2018

Lady Dixon

He decidido que no voy a volver a preguntarle a las Estrellas por Ti.
Ya no me interesa saber dónde estás. Si estás.

Espero que no te moleste... Pero quiero que entiendas que estoy un poco harta de colocar Balizas Extraterrestres entre Baldosas Amarillas y de lanzar Bengalas de Humo Fluorescente al Firmamento. No las has visto. No las ves. Y ya no las verás. 

Así que... ¿Sabes?... Pensándolo mejor... ¡Me da igual si te molesta! 

Firmado:Brave Dixon Spencer de Todos los Winchester de la Casa Zombie. La Primera de su Nombre [Of Course!]. Reina en el Norte, de los Vikingos Purpurina y de los Primeros Setitas [Hijos de las Setas Mágicas]. Señora de los Siete Reinos de las Nubes Púrpuras. TinkerBell del Gran Mar Alinígena. La que Arde pero se Regenera. Protectora de Hadas. Rompedora de Baldosas por Caídas [De las que se levanta]. Madre de Unicornios. Señora de Lodbrok.





A Mateo...

¡Ay! ¡Mateo!
¿Alguna vez has escrito una Carta y no las has envidado?
Yo sí. Y unas cuantas, la verdad. Supongo que… Supongo que las escribí para decir Todo lo que se me quedó encerrado en la Jaula del Corazón. Todo lo que se quedó ahí y que, en su momento, no quiso salir. Y… Bueno… Desconozco los Motivos por los que ciertos Pensamientos no desearon irse de mi Boca y decidieron quedarse en Silencio, jugando a que no nos conocíamos. Sin embargo, pasado un Tiempo, que no sé si es razonable o no, dichos Pensamientos se rebelan contra sí mismos y necesitan contemplar el exterior para tomar aire.
No creo que te envíe esta Carta… No la leerás...
¡Ay! ¡Mateo!
Pero esta Carta es para Ti. Aunque nunca sepas que existe. Que existió. Que no sé si seguirá existiendo cuando termine de escribir, porque, tal vez, la borre del tirón. La haga añicos. O la queme en la papelera.
Pero verás… He empezado a comprender muchas cosas… He empezado a entender lo Sencillo que te resulta enamorarte de la Idea del Am…

Edgar

A veces, la Sangre fluía al contrario de las Agujas de su Reloj Interno. Era entonces, cuando se percataba de que no era lo suficientemente malvado, como para pertenecer a la Sociedad Secretas de Guadañas. En esas ocasiones, Edgar solía escribir extraños símbolos en su muslo izquierdo, utilizando Rotuladores de Colores. Y, en esos distintos entonces, se percataba de que tampoco era lo suficientemente bueno, como para no pertenecer a la Sociedad Secreta de Guadañas. Perdido en la Infinidad de sus propios Pensamientos, el Joven Aprendiz de Muerte no estaba muy convencido de si debía finalizar sus días como Huesuda. Y dudaba si pedir un traslado a la Universidad del Limbo Verde, donde los estudiantes se preparaban para ser Buscadores de Almas, de aquellas que se perdían antes de llegar al Cielo o al Infierno.
“Por favor, a pesar de las amenazas anteriores, conserva la calma. Sólo soy una fanfarrona. No soy violenta. No soy perversa. Soy lo que tiene que ser.”
Y, en aquel Martes Trece, en …

Soy Mujer

No soy Costilla. 
Soy Cuerpo entero.

No soy Manzana.
Soy la Frutería al completo.

No soy el Pecado Original.
Soy el Pecado en Todas y Cada Una de mis Versiones.

No soy el Sexo Débil.
Soy Sexo. Y Fuego.  También soy Hielo.

Soy Princesa si es lo que deseo.
Soy Guerrera todo el Tiempo.

Soy Virgen María.
Pura. Inocente. Dulce.

Y María Magdalena.
Lasciva. Sensual. Salvaje.

Soy Juana y no estoy Loca.
Vuelvo a ser Juana. sin Arco. Sin Miedo.

Soy Frida Kahlo. Y pinto.
Y pinto el Color de la Vida. Soy Maud Lewis.

Soy...
Soy tanto... Aunque aún a veces parezca que no soy Nada. Que no soy Nadie.
Soy... Tantas... Tantas que nombrar...

Querida Yo...

Querida Yo: 

No sé qué pensaré Mañana... No sé si lamentaré abrirme el Pecho con mis Dedos convertidos en Navajas, desgarrando la Carne como si de Plastilina Púrpura se tratase... No sé si podré leer las Palabras que me dirijo a mí misma, siendo el "mí misma" una Desconocida para mí... Pero sé que Hoy quiero pedirte que no te rindas... Mi Pequeña...


NO TE RINDAS
Sé que estás Triste, que tienes Infinitas Ganas de Llorar, de arrastrarte por los Pasillos del Alma cuál Espectro Errante... Sé que estás cansada, que se te parten los Latidos del Corazón... Que tienes ganas de jugar al Escondite, para desaparecer durante algún tiempo y, así, no ver tu Reflejo empotrado en los Espejos. Sé que hace Dos Semanas que no te miras. Que no me miras. 


¡MÍRAME!  ¡MÍRATE!
Sé que tu Fe se tambalea, haciendo Equilibrios sobre la punta del Cono de un Helado de Chocolate y Frambuesa... Sé que crees que ya no sabes en qué Lechugas creer, si en las que proclaman Dioses Radiativos o en las las que juran so…

Pausa

He tardado un Tiempo en Perdonar (Me)
He tardado otro Tiempo en Perdonar (Te)

He tardado un Tiempo en Comprender (Me)
He tardado otro Tiempo en Comprender (Te)

Y lo he hecho sin tregua... Sin descanso...

Cuando, en verdad, lo que me gritaba el Alma era "(Me) Doy una Pausa... (Te) Doy una Pausa... Da (Me) una Pausa... Da (Te) una Pausa... Por favor..." 









P A U S A






¿Tú qué sabrás? Si despiertas Lejos de esta Casa ¿Tú qué sabrás? Si no vives dentro de esta Jaula ¿Tú qué sabrás? Si nunca nadaste en mis Entrañas


Una Proposición De Submarinismo

Se sumergió en el Agua del Invierno y permitió que, la Espuma de su Mar particular, cubriese su Desnudez. Un segundo después de acomodarse, los Recuerdos del Día Anterior reptaron por su Piel, hasta hacerle Cosquillitas en el Corazón.

Allí estaba Él, con su Sonrisa de Peligro iluminándole el Rostro. Él, con el Firmamento dibujado en sus Pupilas. Él... Y Él... Y otra vez Él, contándole Leyendas nacidas entre los Muertos que el Océano exigía por vaciar y ensuciar sus Tripas. Él... Haciendo gamberradas, sorteando Nubes con su Parapente de un Amarillo tan Fluorescente que parecía querer deslumbrar al mismísimo Sol. Él... Y Él... Y nuevamente Él, perdiéndose entre las Cicatrices de su Alma, acariciándole los Miedos, hasta borrárselos con la punta de los dedos. Él y sus Besos. Él. Simplemente, Él.


Y allí estaba Ella, con su Secreto de Escamas Tornasoladas sobresaliendo por los bordes de la bañera. Ella y la Sirena que era. Ella y aquella proposición para hacer Submarinismo que no quería recha…