Ir al contenido principal

Entradas

La Chica De Las Botas Amarillas

¿Sabes? La Chica De Las Botas podía parecer una Chica Normal. Tenía unasBotas Militares Amarillo Limón con las que, cuando Nadie la observaba, hacía escalada entre las Montañas que se ocultan en los Rayos del Sol. A veces, se sentía Incomprendida porque el Mundo no se ajustaba a sus Pasos. Porque sus Pasos no querían ajustarse al Mundo.

¿Sabes? La Chica De Las Botas podía parecer una Chica Normal. Tenía un Nave Espacial en el Jardín de su Cabaña-Árbol y, cuando Nadie la observaba, se iba de viaje a Saturno, donde sus Amigos Alienígenas montaban Fiestas De Pijamas.

¿Sabes? La Chica De Las Botas podía parecer una Chica Normal. Con una Vida Normal. Y unas Ideas Normales. Porque la Normalidad, en ocasiones, residía en unas Botas Militares Amarillo Limón. Y en tener una Nave Espacial en el Jardín.

Porque... ¿Sabes? La Chica De Las Botas era capaz de definir su propia Normalidad.





Publicado en mi Página del Cara-Libro Las Letras Suicidas (28 de Marzo del 2018)


A Karmen, por inspirarme esta Pequeña…
Entradas recientes

La Canción De Caronte

"Al pasar la Barca, me dijo el Barquero:  Las Niñas Bonitas no pagan Dinero..."
De pronto, una Melodía me inundó los Pensamientos, deslizándose a través de mi Piel, hasta naufragar en los tonos violáceos de la Laguna Estigia. Observándome con una Triste Dulzura, Caronte guiaba su Barca hacia la otra Orilla del Puerto del Inframundo. No hablaba, pero tenía la Sensación de que era capaz de Sentir lo que Yo sentía.
Y, por primera vez, comprendí el porqué de aquella Canción Infantil...




Publicado en mi Página del Cara-Libro Las Letras Suicidas (7 de Junio del 2018)

Historias De La Chica Unicornio I

Había Historias de Amor Extrañas, aptas para Gustos Estrambóticos y de Planetas Ajenos a nuestro Sistema Solar... Había Historias de Amor Raras, como aquella en la que un Cantautor se enamoró de la Chica Unicornio y le compuso un Disco Anti-Baladas, para que supiera que jamás vendería sus"Te Quiero"al mejor postor.






Publicado en mi Página del Cara-Libro  Las Letras Suicidas (24 de Abril del 2018)



Lady Dixon

He decidido que no voy a volver a preguntarle a las Estrellas por Ti.
Ya no me interesa saber dónde estás. Si estás.

Espero que no te moleste... Pero quiero que entiendas que estoy un poco harta de colocar Balizas Extraterrestres entre Baldosas Amarillas y de lanzar Bengalas de Humo Fluorescente al Firmamento. No las has visto. No las ves. Y ya no las verás. 

Así que... ¿Sabes?... Pensándolo mejor... ¡Me da igual si te molesta! 

Firmado:Brave Dixon Spencer de Todos los Winchester de la Casa Zombie. La Primera de su Nombre [Of Course!]. Reina en el Norte, de los Vikingos Purpurina y de los Primeros Setitas [Hijos de las Setas Mágicas]. Señora de los Siete Reinos de las Nubes Púrpuras. TinkerBell del Gran Mar Alinígena. La que Arde pero se Regenera. Protectora de Hadas. Rompedora de Baldosas por Caídas [De las que se levanta]. Madre de Unicornios. Señora de Lodbrok.





A Mateo...

¡Ay! ¡Mateo!
¿Alguna vez has escrito una Carta y no las has envidado?
Yo sí. Y unas cuantas, la verdad. Supongo que… Supongo que las escribí para decir Todo lo que se me quedó encerrado en la Jaula del Corazón. Todo lo que se quedó ahí y que, en su momento, no quiso salir. Y… Bueno… Desconozco los Motivos por los que ciertos Pensamientos no desearon irse de mi Boca y decidieron quedarse en Silencio, jugando a que no nos conocíamos. Sin embargo, pasado un Tiempo, que no sé si es razonable o no, dichos Pensamientos se rebelan contra sí mismos y necesitan contemplar el exterior para tomar aire.
No creo que te envíe esta Carta… No la leerás...
¡Ay! ¡Mateo!
Pero esta Carta es para Ti. Aunque nunca sepas que existe. Que existió. Que no sé si seguirá existiendo cuando termine de escribir, porque, tal vez, la borre del tirón. La haga añicos. O la queme en la papelera.
Pero verás… He empezado a comprender muchas cosas… He empezado a entender lo Sencillo que te resulta enamorarte de la Idea del Am…

Edgar

A veces, la Sangre fluía al contrario de las Agujas de su Reloj Interno. Era entonces, cuando se percataba de que no era lo suficientemente malvado, como para pertenecer a la Sociedad Secretas de Guadañas. En esas ocasiones, Edgar solía escribir extraños símbolos en su muslo izquierdo, utilizando Rotuladores de Colores. Y, en esos distintos entonces, se percataba de que tampoco era lo suficientemente bueno, como para no pertenecer a la Sociedad Secreta de Guadañas. Perdido en la Infinidad de sus propios Pensamientos, el Joven Aprendiz de Muerte no estaba muy convencido de si debía finalizar sus días como Huesuda. Y dudaba si pedir un traslado a la Universidad del Limbo Verde, donde los estudiantes se preparaban para ser Buscadores de Almas, de aquellas que se perdían antes de llegar al Cielo o al Infierno.
“Por favor, a pesar de las amenazas anteriores, conserva la calma. Sólo soy una fanfarrona. No soy violenta. No soy perversa. Soy lo que tiene que ser.”
Y, en aquel Martes Trece, en …

Soy Mujer

No soy Costilla. 
Soy Cuerpo entero.

No soy Manzana.
Soy la Frutería al completo.

No soy el Pecado Original.
Soy el Pecado en Todas y Cada Una de mis Versiones.

No soy el Sexo Débil.
Soy Sexo. Y Fuego.  También soy Hielo.

Soy Princesa si es lo que deseo.
Soy Guerrera todo el Tiempo.

Soy Virgen María.
Pura. Inocente. Dulce.

Y María Magdalena.
Lasciva. Sensual. Salvaje.

Soy Juana y no estoy Loca.
Vuelvo a ser Juana. sin Arco. Sin Miedo.

Soy Frida Kahlo. Y pinto.
Y pinto el Color de la Vida. Soy Maud Lewis.

Soy...
Soy tanto... Aunque aún a veces parezca que no soy Nada. Que no soy Nadie.
Soy... Tantas... Tantas que nombrar...