Ir al contenido principal

Entradas

Las Cartas de Lía

Querida Lía: Siete años. Ya han pasado siete años. Y, todavía, siento palpitar la Cicatriz debajo de mi Pecho. De vez en cuando, me visitan los Fantasmas que hacían mis Madrugadas Eternas y que pactaban con Morfeo para no dejarme dormir. Y, si cierro los ojos con mucha, pero mucha Fuerza, puedo escuchar mis Puños golpeando con Rabia el colchón y los Gritos que mi Garganta no podía emitir. Siete años… Y no he sido capaz de volver a leer… De volver a leerme. ¿Cómo regresar a esas Palabras en las que Él lo inundó Todo hasta ahogarme? ¿Cómo? ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo leer a quién era Yo entonces? A ese Yo que borraba la Tinta de sus Letras con Lágrimas. A ese Yo perdido. Sin rumbo. Destartalado. Y dolorido.   Ochenta y cuatro meses después. Tres relaciones fallidas. Una Micro-Historia de Amor de Verano. Y dos Amores Platónicos. Tres relaciones fallidas. Pero… ¿Cómo no iban a serlo? Si, por aquel entonces, ni tan siquiera podía quererme a mí misma. Ni mirarme en el Espejo.
Entradas recientes

Princesa

Tengo una PRINCESA viviendo en mi Interior.  No es una PRINCESA cualquiera: Viste con Chupa Motera, Tutú de Bailarina y Botas Militares.  Duerme sobre Rodelas y Escudos Vikingos.  Sueña con CUENTOS DE HADAS . Y, cuando YO no la miro, con el AMOR . A veces, se asoma a mis Ojos y hace Equilibrios sobre la Cinta de Purpurina que conecta mi CORAZÓN con mi CEREBRO .  A veces, se asusta y se esconde.  Y. cuando Alguien la descubre, se ruboriza hasta que aparecen Cerezas brillando en sus Mejillas.  Sí... Tengo una PRINCESA viviendo en mi Interior. Para Ro... Y por esas veces en las que tu PRINCESA se sienta a beber cerveza y a comer patatas fritas con mi PRINCESA . 

Tengo Un Cuaderno...

Tengo un cuaderno donde te escribo todas las Palabras que no te digo. Donde oculto mis Sueños para que, al pasar las Páginas, encuentren su Camino cabalgando en el Viento. Donde, a veces, escribo con Lágrimas y borro la Tinta gota a gota. Donde, otras veces, escribo con Sonrisas Tontis al pensar en ti.  Tengo un cuaderno... Un Gran Puñado de Cicatrices en el Alma y la Esperanza Estúpida de que Tú te hayas fijado en mí.  Tengo un cuaderno. Y una colección de Estrellas Fluorescentes, un par de Tuercas Alienígenas, un Escondite Secreto de Chocolate... ¡Y muchas ganas de Bailar en la Cocina! O en el Salón... O en cualquier sitio dónde haya Música para mí Corazón.  Tengo un cuaderno... Donde escribo que también tengo Miedo. Y Fantasmas que me vigilan las Ilusiones... Donde me guardo algunos de los Silencios que se esconden en mi Voz. Donde, un instante después, siempre, siempre, me Armo de Valor. 

El Vendedor De Poemas

Era un pequeño carromato de madera,   diseñado al más puro estilo steampunk. Es decir… Un carromato ambulante que, en algunas ocasiones, parecía un tanto destartalado. Sin embargo, en su interior, se podían encontrar todas las Palabras que existían en el Mundo. E, incluso, de vez en cuando, aparecía alguna que aún no había sido inventada. En un cartelito colgante, en su costado izquierdo, se podía leer “VENDEDOR DE POEMAS” . Las Letras solían cambiar de color con cada estación del año y, si te atrevías a quedarte en silencio, podías escuchar a las diminutas musas jugar entre las sílabas. Era un Poeta Sin Nombre, pues aún no había encontrado ninguna Palabra que se ajustase a quién era en Realidad. Había buscado en muchos libros, en cientos de ciudades perdidas y, una vez, hasta se arriesgó a buscar en el interior de una caja de galletas. Pero… ¡Nada! ¡Su Nombre no aparecía por ningún lado! Y, por ello, siempre buscaba la perfección en cada uno de sus Poemas… Al menos así, podría

Susurros

"Pide un Deseo..." , me susurraron las Musas al oído. Y Yo... Y Yo pedí que Él me besara. 

Post-Cumple

Después de una Resaca Post-Cumple y una Madrugada de Sueño Reparador, me quedo con los Momentos que son Historia. Que hacen Historia.  Me quedo con las Carcajadas de Dos Actores Locos que son Terapia. Que me curan. Porque, a pesar de la Distancia y del Tiempo, sus Risas siempre perduran en mi Memoria.  Con mi Sol. Mi Hermana Postiza. Por hacerme el Mejor Regalo de Cumple. Por hacerme Llorar de la Emoción con la Gran Noticia. ¡Qué ganas de que sea "eso que ya tu sabes" !  Con los Recuerdos de las Tormentas de Verano y los Carnavales de Cariocas en forma de Felicitación. Ojalá os hubiera podido ver: R & A. ¡Os echo de menos Loquis!  Con el Descubrimiento de que tengo una Manada de Leonas que me protegen. Aunque Yo no quiera. Aunque Yo no las deje.  Con dos "Estrella Galicia" que me provocan Morriña. Y un Puntillo Trabaleguas. Con un café y dos "Coca-Cola Zero" . Y con la Victoria que no he logrado en un Competición de Pasos, pero que me atribuyo (con muc

Palabras Feas En Días Paralizantes

Me puto-paralizo.  Siento lo de puto... Pero Hoy me apetece Escribir Palabras Feas.  Así que... Sí. Me puto-paralizo.  Como el Jinete Sin Cabeza, trato de Buscar el poco Cerebro que, últimamente, tengo.  Me puto-paralizo.  Quiero correr, saltar, doblegar mi propia Curva de Idioteces Variadas.  Y no puedo. Porque estoy puto-paralizada por dentro, aunque mi Cuerpo no deje de moverse en todas las direcciones.  Me entiendo. No me entiendo. Me entiendo. Y vuelta a empezar a deshojar la Margarita de las Dudas.  Entre una puñetera Parálisis y otra, me visto de Astronauta Kamikaze y doy un triple (por Infinito al Más Allá) salto mortal. Después, sin esperar el resultado de mi Proeza Impulsiva, me vuelvo a puto-paralizar.  No soporto estar así. No me aguanto... Estoy por castigarme sin una Sesión Doble de Series Frikis. Quizás... Quizás así aprenda la Lección. O tal vez... Tal vez, vuelva a lanzarme como una Inconsciente que vuela a su altitud máxima. Que hace salto base desde la Nube más Torme