Ir al contenido principal

Botellón Perruno

"Pido disculpas porque, anoche, sin darme cuenta, mi Perrete y sus Colegas Peludos estuvieron de botellón y, esta mañana al bajar al Parque del Príncipe, me he encontrado con la basura que no recogieron..."







En fin... Sí... Prefiero comenzar esta Entrada de cachondeo antes de que la Sangre que corre rauda por mis Venas (Además, me voy a poner poética) me hierva tanto que, al burbujear, parezca todo un Monstruito surgido del Averno, más que una Personita... O un Unicornio Dulce y Monoso...






Hay ciertos comportamientos de los denominados Seres Humanos, aunque, a muchos lo de Seres y Humanos se les quede un poquito grande, que me tocan muy mucho el Pie Izquierdo. 




Uno de ellos es la Caza de Brujas que hay hacia las Pesonitas que compartimos nuestra Vida con un Peludo y las constantes pullitas que siempre salen a la luz sobre la suciedad que generan. Que se denuncia un caso de maltrato animal, ya está el Típico Ser que saca a relucir las famosas caquitas... Que se pide ayuda y difusión para acogida de Perretes, ya está el "Humano" que saca a relucir las más que famosas caquitas que aparecen esparcidas por todos las calles, parques y demás lugares de todas las Ciudades del Mundo Mundial. 





¡¡Eeeeeehhhhh!! Ya me imagino a más de uno con eso de "Ya está la Loca Amante de los Perros defiendo lo indefendible...", pues no y sí. Sí, estoy Loca, pierdo tornillos, tuercas y demás objetos metálicos que mi Cerebro expulsa para aligerar carga... Sí, también soy una Amante de los Perros... Pero no, no defiendo lo indefendibles, porque a mí también me da muuuuucha rabia ir de paseo y encontrarme un caquita. 

Veamos... Yo, que soy muy de observar todo lo que sucede a mi alrededor, en busca de Musas que me inspiren en mis Letras, me encuentro con Situaciones Absurdas, que no sé si se podrían llegar a calificar de Doble Moral Cívica, pero que, inevitablemente, me arrancan una carcajada (por no sacar al Monstruito Protestón que ahora me posee) como lo que sucede, a modo de ejemplo, en mi propio Barrio: He visto a gente protestar por la suciedad que nuestros Peludos provocan en el parque (no voy a negar que está asqueroso debido a que hay Personas que pasan olimpicamente de recoger la caquitas y a mí eso me saca de quicio), la misma gente que, durante las fiestas y en las noche de verano, saca las mesitas de camping, se pone a cenar, mientras sus críos juegan y... Y, a la mañana siguiente, te encuentras bancos y suelos decorados con botellas y latas. 

Porque sí, en serio, empiezo a pensar que, de Madrugada, la Magia explota y de las baldosas y césped nacen litronas, refrescos, papelitos, bolsas de mil colores... Debe ser así, porque, esta mañana, ciertas zonas del Príncipe, han amanecido así de lindas #Ironía y caquitas de Perretes, la verdad, es que no he visto ninguna. 

¿¿Vuelvo a poner las fotos??




Desde mi punto de vista, el Problema no son nuestros Perretes. El Problema es de las Personas Irresponsables, con o sin Amigos Peludos, que se creen con todos los Derechos y muy pocas Responsabilidades. 

Soy Caminante y, a pesar de no poder participar en The Walking Dead como a mí me gustaría, trato de ser lo más respetuosa posible... Aunque, a veces, sin querer inunde el carril bici por la Ronda Norte y, en cuanto me percato de ello, salga corriendo... Aunque, a veces, me despiste y mi Peludo haga pipí en un esquina... Porque sí, en ocasiones, voy en las Nubes y, cuando regreso a la Tierra, han pasado unos largos segundos... Porque sí, porque, quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra, pero no, no podemos hacer pagar a todos los que tenemos Perretes por las faltas que comenten algunos... 

No sé... Meditando sobre ello, mientras paseaba con mi Peludo, contemplando el Parque... Ese césped verde, en contraposición, al amasijo de pasto amarillento de la zona dedicada a los Perretes... Ese caminito de libre circulación de Amigos de Cuatro Patas, también utilizado por Ciclistas y Caminantes... Me hace pensar en la falta de compañerismo, en lo poco que se comparte... A mi se me llama la atención si mi Peludo va suelto por el centro, si se baña en las fuentes, pero no se llama la atención de aquellos que usan "nuestra" zona por ir rápidos a dos ruedas... ¡¡Ojo!! ¡Que a mí no me molesta! Aunque sí que me da un poco de miedo que se lo lleven por delante, porque, evidentemente, me paro cuando veo venir una bici... Entonces... ¿Qué es todo esto? ¿Por qué no se pueden compartir esos Espacios Comunes y cuidarlos como es debido? Acaso... ¿Es necesario tirar la Educación y nuestras Responsabilidades a la basura? ¿Dónde está el respeto?

No sé... Empiezo a pensar que es mucho más sencillo echar balones fuera, no ver lo que no se quiere ver, buscar culpables e ignorar nuestras propias faltas...

En fin... Que si no Escribo, reviento... Para no variar...






"En el Amor Desinteresado de un Animal, en el sacrificio de sí mismo, hay algo que llega directamente al Corazón del que con frecuencia ha tenido ocasión de comprobar la Amistad mezquina y la frágil Fidelidad del Hombre natural."

Edgar Allan Poe

Comentarios

  1. El problema no está en los perruchos como bien has dicho, el problema es que hay millones de personas maleducadas. Porque lo mismo que un padre tiene la culpa de lo que hace su hijo, un dueño de perro tiene la culpa de lo que hace su perrito.
    Y lo mismo sucede con todas las normas incívicas en este país. El año pasado un ciclista se llevó por delante a un niño de cuattro años al que le partió un brazo y ni siquiera paró.
    ¿En qué país estamos? Pues yo me lo pregunto ya demasiadas veces.
    Un besillo y respira hondo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida