Ir al contenido principal

La Hija Del Dragón

"Le ardía en las entrañas el Acero.

Suavemente, con un movimiento de bailarina delicada, la espada se había deslizado por la superficie de su vientre y, al llegar a la altura del ombligo, se clavó con furia y brutalidad demencial. 

Solo podía sentir la tibieza de su Sangre acariciándole la Piel, pues todo Dolor se había desvanecido al contemplar a su Amor, empuñando el Arma que lo llevaba a la Derrota..."



Despertó de aquel Sueño Profético y observó a la Joven con la que compartía su Lecho. Dormía plácidamente, con una gran y hermosa sonrisa dibujada en sus labios. Nada podía hacerle pensar que, tras la candidez que reflejaba, se ocultaba la Hija del Dragón, hecha carne y hueso.

- Solo ha sido una Pesadilla... - Susurró para sí el Caballero Cristiano.

Porque la Magia... La Magia es ese Puente que nos permite ir del Mundo Visible al Invisible y aprender la Lecciones de ambos Mundos.

Porque el Caballero Cristiano cruzó las Fronteras del Mundo Invisible y, al retornar a su Hogar, se enamoró. Y no hay Nada más Peligroso que enamorarse de Quién no se debe.




Publiqué este Micro en mi Cara-Libro Las Letras Suicidas el 25 de Abril del 2016... San Jorge había estado matando Dragones en mi Ciudad... Lo que no sabía es que la Venganza sería Épica... 

Comentarios

  1. Una genial vuelta de tuerca a la leyenda del "matadragones". Por qué no hay mayor venganza que enamorar al verdugo y convertirlo en víctima.
    Escrito con tu especial sello, mágico y apasionado.
    Un microrrelato para enmarcar, Campanilla.
    ¡Besotes, Hermanuela Letril!

    ResponderEliminar
  2. Genial. Me ha encantado. Como dice Edgar un Micro para enmarcar.
    Lleno de romanticismo muy tuyo.
    Un besillo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida