Ir al contenido principal

Disección

Diez horas de letargo post-día caótico, extraño, de excesos mentales y castigos corporales en “Modo Intensivo de Boxeo”, me han encontrado esta mañana desperezándome entre los diminutos y fríos rayos de Sol que se colaban por el ventanal de mi cuarto.

Una sensación agridulce martilleaba contra las paredes de mi Corazón, extendiendo, al compás de cada latido, una red de espinas de un rojo bermellón muy intenso, para que, al clavarse en la carne hecha de Sueños e Ilusiones, pudiesen mimetizarse con el músculo y, así, pasar desapercibido a la mirada de los pequeños Caballeros que lo guardan y protegen.

No debería estar pensando. No debería estar escribiendo todo lo que me ronda por la Mente. Sin embargo, nunca he sido de hacer lo que se debe, sino lo que se siente. No debería estar pensando en ello y, al no querer pensarlo, lo pienso más de la cuenta, contradiciéndome a mí misma… Una y mil veces más, para no variar. Es una eterna lucha, una conversación épica entre Corazón y Razón que siempre llega a la misma conclusión y que, a pesar de ello, siempre se deja por el camino demasiados  secretos, dudas y palabras que, con o sin sentido, permanecen dormidas, como un Recuerdo más que no pretende ser Olvido, pues el Olvido no es más que un fantasma que regresa sin ser llamado, sin aviso previo, para hablarnos de un Tiempo que llegó a su Fin.

Conócete a ti mismo.

Puedo imaginar  el “Yo Mismo” como una especie de reunión de Seres de Leyendas, sentados alrededor de una mesa redonda, emulando al gran Rey Arturo y a sus Caballeros, solo que, en mi tabla circular no todos son amigos, no todos son lindos, no todos pretenden sacar lo mejor de mí… Pero, aunque resulte un sinsentido, todos quieren ayudarme, todos quieren que aprenda a conocerme, todos quieren tener su pequeño momento de gloria en la historia de mi Vida.

Hablan. Hablan mucho. Entre ellos, en grupitos, en Soledad… Se enfrentan, se pelean y se vencen durante unos segundos, minutos, horas, días… Pero no pueden ser asesinados, no se les puede matar, pero sí adormilar, tranquilizar y empequeñecer. Escuchan a sus contrincantes con atención, premeditación y alevosía, buscando sus puntos débiles, dispuestos a atacar cuando las Defensas del Alma estén en sus horas más bajas o, por el contrario, en sus momentos más pletóricos y rebosantes de energía, aprovechándose así de su Fuerza.

 No hay Mal, tampoco Bien. ¿O sí? No sabría decirlo, la verdad… Bien, Mal… Ambas palabras confluyen hasta hacerse una, pues las Emociones, los Sentimientos y los Pensamientos son como una Gran Montaña Rusa, de subidas y bajadas, de Mal y de Bien… 

Al Corazón siempre lo imagino como Mü de Aries, aunque yo sea Escorpio, con su Armadura de Oro, su mirada tranquila, pero solo en apariencia, pues es un Caos Peligroso, con Alas de Mariposa, Rebelde, Alocado… Tiene su punto infantil, su toque de Hada Mágica, que se entremezcla con la esencia de una Guerrera Feroz, Salvaje, Tenaz… El Corazón es Luchador. A veces, la Armadura se mella, los cortes son profundos, atraviesan la carne, dejan huella… Pero, después, los Hilos de Purpurina hacen su trabajo, con suavidad y mimo, y cosen, cosen, cosen… Hasta que solo hay cicatrices, donde antes había heridas.

La Mente es un Dragón. Terca, fiera, con unos extremos demasiado definidos en Blanco y Negro, pero, sin saber muy bien cómo, un Arco-Iris de Colores muy brillantes lo bordea, como protegiéndolo de sí mismo…  Tiene Memoria, un Almacén de Historias, de Recuerdos, de Conocimientos, Musas y Fantasías…  A veces, se siente sola. Muy sola. Incomprendida, le cuesta entender los Actos del Corazón, sin embargo, ha aprendido a asumir su papel, cuando su Amigo se quiebra, se rompe y el Dolor se mezcla con el torrente sanguíneo. Antes, se enfadaba. ¡Se enfadaba mucho! ¡Entraba en guerra contra el Caballero de la Armadura de Oro! Y la Batalla… ¡Ay! ¡La Batalla! ¡Ambos morían! Nunca había ganador, ni perdedor… Solo Muerte y Destrucción en el Alma… Pero sí, la Mente entendió que debía apoyar al Corazón, quizás esté Loco, pero Ella, también pierde la Razón… Unidos, con opinión distinta, pero unidos.

A veces escribo y se me va la pinza, pierdo los tornillos, me enredo yo sola…

A veces son estas veces…

¿Qué se le va a hacer?


Comentarios

  1. Puro, onírico, rico, bravo Campanilla, zambullido en tu eléctrica narrativa se abre mi mente y buceo en tus palabras, poderosas y con un sentido profundo vestido de ficción, un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Voy a sacar a la Rolera Twittera de hace unos meses, porque tu comentario... ¡¡Tu comentario merece esa acción!! - Se esconde bajo una seta multicor, se hace una bolita y se pone un gorro de gnomo, para que no se le note que está muerta de vergüenza y más "colorá" que un tomatito ;P - ¡¡¡Aiiiixxx!!

      Después de esta tontada #MadeCampanilla y cómo no sé que decir... Pues... Gracias por adentrarte en mi Mundo y no salir corriendo... ;)

      Eliminar
  2. Ampliamente tu estilo muy diferente a cualquier otro,tanto como lo que llevamos por dentro,que difiere y pelea en cada quien...a lo que voy es que aquí dices mil cosas y otra grande..firme,parecida a lo que yo siento en particular...me ataca aveces como enferma...el pánico,el dolor y la incertidumbre de el amor! Mejor dicho de todo!..putas y que bien lo expresas!no se si me entiendas o me perdí?..me gusta leerte y saber que por algún lugar hay mas "especies" como yo...ahogandose de sentir y apasionada...con algo de locura...gracias por bautizarme con lo de terminator chocolate:p...besos dulces!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ady!! *-*
      Si algo he aprendido en los últimos tiempos es que, ahí fuera, existen Personitas que sienten la Pasión quemándole dentro del pecho en todas sus formas, en todas sus maneras... Sí, Terminator Chocolate, hay más "Especies" deseando hacer girar el Mundo y darles mil vueltas de tuerca y, aunque en ocasiones siente el pánico, se arman de Valor... Se arman de Valor y luchan... ¡Luchan porque son Guerreros y Guerreras! ;)
      Están por ahí perdidos, esperando a encontrarse con otras Personitas que sientan esa Fuerza...
      ¡Besitines! *-*

      Eliminar
  3. Puesn una ida de bola muy centrada y cuerda, muy profunda además y que a más de uno le está unsuflando una fuerza que a veces flojea, que necesita un impulso. Ambientado en misticismo fantástico al más puro estilo Tolkien (tirando a manga) Estupendo, hiciste que lo repasara dos veces. Bravo Campanilla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! ¡Miguel Ángel!
      No sé qué decir ante tu comentario... Es que... ¡Es super chula tu opinión! *-* Y lo digo con la máxima humildad...
      No todas las Personitas suelen creer que mis idas de bola son muy centradas y cuerdas... Aunque supongo que, quizás, tampoco saben apreciarlas de la manera en la que tú lo has hecho... Y se agradece mazo, ¡de Corazón!
      En mi adolescencia, me bebía a Tolkien... Me daba Esperanza... Y, mi lado ya por entonces Épico, se hinchó de orgullo... Y se volvió Loco de remate entre Caballeros y Magos...
      Y el Manga... Mi mamá dice que, de Peque, me sentaba delante de la tele, me ponía Los Caballeros Del Zodiaco y no decía ni pío... Empezaba a forjarse la Guerrera Feroz...
      Podría seguir y seguir... ¡Pero sería un rollazo! xDD
      En fin... Que me alegra dar Fuerzas... ¡Me hace ilu! ^^
      ¡Besitines! ;)

      Eliminar
  4. Puesn una ida de bola muy centrada y cuerda, muy profunda además y que a más de uno le está unsuflando una fuerza que a veces flojea, que necesita un impulso. Ambientado en misticismo fantástico al más puro estilo Tolkien (tirando a manga) Estupendo, hiciste que lo repasara dos veces. Bravo Campanilla!

    ResponderEliminar
  5. Tienes una imaginación desbordante, chiquilla, y me admira tu forma de asignar a cosas tan etéreas e intangibles personajes de caracterísitcas tan concretas. Y de ahí a que estos personajes interactúen, también hay otro salto de inspiración magistral.

    No creo que se te vaya la pinza, más bien creo que tienes momentos de lucidez extrema... quizás más de lo que te convenga, no sé (pero seguro que tú sí).

    Un besazo, preciosa, y gracias por estos chispazos luminosos en tu blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Julia! *-*
      No sé ni por dónde empezar...

      Mis momentos de extrema lucidez no me sientan muy bien... Soy una Viajera de las Nubes, de las que vuela en vez de caminar, de las que se pasa el Día en su Mundo y, de esa manera, resuelve los problemas que la rodean... Supongo que es como en la canción de Savia: Derrotado... En cuanto leí tu comentario, se vino a mi cabeza lo siguiente: "Esperando lo Cordura, que no tuve, ni retengo..."

      En mi vida se han cruzado Personas que no dejaban de insistir que lo que tenía que hacer era posar los pies en el suelo, dejar de ser tan Soñadora... Cómo si tener Alma de Soñador, con la Fantasía a flor de piel, te impidiese ver lo que sucede a tu lado... ¡Y no es así! Lo ves... Lo ves y lo ves mucho...

      Solo puedo darte las Gracias de Corazón, por tus Palabras, por tu opinión... Siempre son recibidas con mucho cariño por estos Lares... ¡Y lo sabes!

      ¡Besazoooooos! ;)

      Eliminar
  6. Una disección metafórica excelente que solo tú, con esa manera especial de escribir que tienes, podías haber hecho. Nos hipnotizas con tus palabras, con tu manera de narrar tan bella, tan sensible; con esas descripciones tan bien trabajadas y complicadas, pero claras. Una maravilla...
    Un abrazo, Campanilla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida