jueves, 26 de enero de 2017

Guardián De Cementerio

Solía tener Recuerdos de otra Vida, como si miles de pequeñas piezas de un puzzle se uniesen en su Mente, dibujando Escenas que debieron pertenecerle en algún momento. Cuando aquello sucedía, extendía sus delgados y delicados brazos, tratando de tocar la superficie de su Memoria con las puntas de sus dedos. Sin embargo, lo único que lograba rozar era el terciopelo azul zafiro de su ataúd. El único lecho que acogía los Sueños de un Espectro condenado a ser un Guardián De Cementerio. 



viernes, 20 de enero de 2017

Hemoglobina I

Año 75 D.C.

En algún lugar de Britania...


Tenía los ojos del Lobo clavados en lo más profundo de su propia retina. Un fuego de naturaleza incandescente, rodeado de llamas verdes y audaces, como verdes y audaces eran los iris de aquel Animal que se erguía sobre dos piernas desnudas, recubiertas de sangre y hollín. Más allá de la piel que se escondía a partir de los muslos de la Bestia, el revuelto e hirsuto pelaje grisáceo envolvía el resto de un cuerpo, que, si no fuera por aquellas extremidades inferiores al descubierto, nada tendría de Humano. Todo el torso permanecía bajo el amparo del salvaje can, cuya feroz expresión se había fijado en las fauces abiertas de su cabeza sin vida, recobrando el aliento extinto, al coronar la frente de aquel Ser que danzaba junto al resto de su Manada. No había ni un ápice de terror en su rostro teñido de pintura negra, ni en la sonrisa burlona que se dibujaba en sus labios, en un claro gesto de provocación. Y, a pesar de que era más que consciente de que no había nada de Licántropo en aquel Hombre, Amras no pudo evitar sentir que un Aura de Divinidad Sobrenatural lo envolvía. 


El coro de aullidos apagaba los gritos rotos y asustados de una parturienta, que, en el interior de una choza circular, trataba de dar a luz a su pequeña retoña. Alrededor del muro de piedra y techado de paja, los Lobos Protectores hacían guardia, liderados por aquel Ser del Bosque que no cedía ni un centímetro de la pequeña porción de poblado que le pertenecía. Con las aguas rotas y la cabeza de una niñita a punto de asomarse al mundo en lo más oscuro de la noche, no hubo tiempo para huidas, ni para seguir al resto de los moradores que habitaban aquellas tierras que, preocupados por su propia supervivencia, no se habían asegurado de que no todos sus vecinos habían abandonado la aldea. 

La madrugada lloró angustiada. Sus finas y delicadas lágrimas empaparon las entrañas del monte, hasta calar los cadáveres y anegarlos de agua, buscando la forma de devolver a sus venas y arterias, la sangre que les había sido robada. La Dama de la Muerte paseó su delicada figura entre los caídos, arrancando de cuajo las Almas de aquellos que aún tenía algo de vida y, así, sumar nuevos nombres a su Lista de Muertos, pues los Dioses del Inframundo tenían un hambre voraz y necesitaban alimentarse de los despojos de los mortales más cobardes. 

La Destrucción llevada a cabo por la Legión XIII de las Sombras había sido magnífica. Hermosa. Y de lo más terroríficamente maravillosa. Un Regalo. Una Orgía de Sangre. Desde hacía quince años, Amras y sus Centuriones, celebraban la Caída de Inys Môn. Y, como en todos los aniversarios, todo, absolutamente todo, estaba permitido. Especialmente cuando, como en aquella ocasión, era una Aldea Virgen, nunca antes atacada, la elegida. Expertos en el arte de destrozar la inocencia de los Hombres, no había nada más excitante que las carreras apresuradas de los que trataban de buscar refugio. Sus gritos, sus lamentos, sus súplicas entre llantos… Eran la melodía que les acompañaba hasta que el Sol les regañaba por su brutalidad, aunque su enfado se volvía humo con la llegada del siguiente anochecer. No había nada más emocionante que ser un Depredador a la caza de aquellos que se resistían a servir de alimento, a saciar la gula que les corrompía por dentro. La Virginidad de un Aldea no solo conllevaba nuevos e inocentes esclavos para sus Rebaños, sino que, además, extendía la Oscura Fama del Imperio y el mensaje de que, no existía ningún lugar seguro, para los que no aceptasen formar parte de sus Territorios. 


- Querido… - La Voz de Ayesha, la última de las Piezas de Caza en ser marcada, expulsó Amras con un inesperado empujón de sus propios Pensamientos. - ¿Por qué no vuelves conmigo? 

Perezoso como un gatito mimoso, Amras trató de ignorar al Lobo Fantasmal que lo había perseguido hasta el campamento, haciéndose fuerte entre las sábanas de su lecho. Rabioso, concentró toda su ira contra la Joven que tenía las piernas engarzadas a las suyas, en un nudo de lascivia que ansiaba no deshacer, hasta que su vientre se pegase al del Vampiro, en una clara y directa declaración de intenciones. Un gemido provocativo se escapó entre los labios de Ayesha, como si, inconscientemente y sin saber nada de lo ocurrido, desease ahuyentar los Iris Verdes que perseguían al Romano y que habían decidido encadenarse a su pecho desnudo, como si así, pudiesen contemplar de cerca su Corazón Muerto.

- Amras… - Un susurro juguetón se deshizo entre la lengua de la Joven y sus recién estrenados colmillos, que, divertidos, se clavaron sin morder en el hombro del Vampiro. – Amras…


Amras no había llegado hasta allí por ser un corderito inofensivo, aunque su rostro pícaro y de niño bueno pudiese dictaminar lo contrario, el Vampiro no tenía nada de bueno y, mucho menos, de inofensivo. Era un Pesadilla. Era la Muerte hecha de carne, hueso y terror. Esa Muerte que la Huesuda había bendecido con Abrazos y se alimentaba de Sangre, hasta quedar terriblemente enamorada de Él. Era Destrucción. Caótica. Impredecible. Amras era Tentación. Y Placer. Mil veces causada, repetida y disfrutada hasta el límite más insospechado de la moralidad que, alguna vez, suponía que debió tener. Era aquel conjunto de virtudes lo que mejor se le daba esconder tras la astuta mirada que iluminaba sus ojos negros, como si todas las Tinieblas del Universo se hubiesen concentrado allí y brillasen con una Luz impropia para un No-Muerto.

Y, por ello, no comprendía porqué había dejado con vida a la recién nacida que le desafiaba con sus llantos, ni a todos los que celebraban la buenaventura que les había acompañado durante el parto.

No entendía el porqué de su Elección.

La Bestia que era se retorcía en su interior, rebotando contra sus huesos, cuestionándole los motivos que le habían llevado a deshacerse de las ganas de torturar al Lobo, hasta arrancarle suavemente la piel a tiras y hacerse un nuevo manto con su precioso pelaje.

Era aquella Incerteza que visitaba al Romano por primera vez en más de trescientos años, la que obligó a su mano derecha a reptar sinuosa por la espalda de Ayesha, dejando tras de sí un caminito de caricias salvajes. Dedos peligrosos que, cuando alcanzaron la nuca de su presa, se lanzaron al ataque, sumergiéndose con brusquedad en una cascada de rizos pelirrojos. Un violento tirón que forzó a la Joven a echar la cabeza hacia atrás, tentación que sus colmillos no estaban dispuestos a obviar, cuando el cuello quedó al descubierto.

Besos de Sangre y embestidas profundas para escuchar los gemidos arrítmicos de Ayehsa y silenciar la Risa Burlona de un Ser del Bosque, que poseía llamas verdes y audaces en lo más profundo de su mirada. 

Un Lobo que no tendría escapatoria, al que cercaría y atraparía.

Nadie retaba a Amras, General de la Legión XIII de las Sombras del Imperio Romano.

Nadie retaba a Amras y vivía para contarlo.



Hemoglobina - Personajes

AMRAS 

Poco se sabe de la procedencia de Amras... Las Malas Lenguas juran y perjuran que fue el Hijo Bastardo de un Gobernante perdido en la Memoria de los Tiempos. Las Buenas... Las Buenas Lenguas no quieren saber de Él, pues su Nombre está ligado al de la Muerte. 

Nadie sabe porqué decidió quedarse al mando de la Legión de las Sombras, tras rechazar un importante cargo en la mismísima Roma.  



AYESHA

Atraída por las supuestas Promesas de Paz del Imperio Romano y decida a no ser una simple esclava más, Ayesha jugó a ser la más dócil y encantadora de las amantes de Amras, hasta lograr lo que más deseaba: La Inmortalidad. 




miércoles, 18 de enero de 2017

Voces En La Cabeza

- ¡Escucha! ¡Ya está otra vez! Es ese sonido de cacerolas estrellándose contra el suelo... Ese "rum-rum" ininteligle de multitud ebria... Ese estallido de pirotecnia sin control... Ese... Ese taladro que no tiene piedad y perfora el asfalto hasta penetrar en las entrañas de la ciudad... Es... ¿Puedes oirlo?

- Emm... ¿No? Esto... Quiero decir... Yo no... No...

- ¿En serio? ¿Estás seguro? 

- ¡Totalmente!

- ¡Jum! Vale... Entonces serán las Voces de mi Cabeza, que están discutiendo entre ellas otra vez... ¡Qué alivio!





martes, 17 de enero de 2017

Doctor MataSanos

Vestido de Capitán de Barco, el Pequeño jugaba en el estanque con un barquito rojo y azul. Con suavidad, los deslizaba sobre la superficie del agua, sorteando las algas que se arremolinaban contra la orilla.


- ¡¡Quiero ese!! - Con sus ojos velados por una densa neblina, contempló cómo el muchachito disfrutaba de la mañana de domingo. Feliz, como si nada de Este Mundo pudiese lastimarle. - ¡¡Ese!! ¡¡Ese!!


- ¿Estás segura? - La pregunta llegó desde atrás, con un soplido gélido que le hubiese erizado el vello de la nuca, si hubiera sido de carne y hueso. - ¿Del todo?


En silencio, la Joven asintió ilusionada y emocionada, mostrando un rubor antinatural en sus delicadas mejillas.


- Está bien… Sí… ¡Muy buena elección, Jovencita! Tan solo es un niño… ¡¡Tiene toda la vida por delante!! - El MataSanos sonrió con complicidad. - ¡¡Cerremos el trato!!


De su maletín de Doctor, el Hombre sacó un pergamino amarillento. Era un contrato irrompible: A cambio de su Alma, aquella Espectro tendría una nueva oportunidad, poseyendo el cuerpo del Pequeño. Con su próxima Muerte, el trato finalizaría y su Alma sería propiedad de Lucifer.


Tal y como había leído una vez, “Casi todos los Médicos tienen sus Enfermedades Favoritas…”, Doctor MataSanos, Hombre de Confianza del Ángel Caído, continuaba ejerciendo su Profesión con aquel Lema grabado en su Mente.


Al fin y al cabo, su Enfermedad Favorita era la Vida, la única que se podía curar con la Muerte. 



viernes, 6 de enero de 2017

Letras Sin Costuras De Verano... De Otoño... De Invierno...

7 de Julio del 2016


Desde las Tierras de la Marca, allí donde los Rohirrim tienen su Morada, 
elevo su Estandarte hasta mi Cuello, donde pende en una cadena dorada. 

Sus cascos de Corcel Indomable se agarran a mi Pecho, 
en un Galopar Valeroso de mi Corazón.

No hay Miedo. 
Solo el Eco de los Cuernos resonando en los Campos del Pelennor.

Yo me enfrento a mi particular Ejército de Sauron... 
Éomer está a mi Derecha, 
Éowyn a la Izquierda y, como Guardian de Espaldas, 
llevo a Théoden.

Haz Magia, Campanilla.





10 de Julio del 2016


Mece el Viento el enramado de Vida que cubre mi Cabeza... 
Escucho sus Susurros pausados, 
me comenta que, en la Lejanía de los Sueños, 
Alguien añora mi Presencia.

Trato de engatusarlo con Caramelos y Regalices Rojos 
para que me cuente su Secreto, 
el Nombre que me oculta.

Pero Él solo se mece, 
juega con mis Cabellos, 
revuelve las Hojas del Libro que leo...

Solo se mece.

Es el Viento. 

Y es Misterioso.




9 de Agosto del 2016


Solía perderse en las Entrañas del Bosque, 
allí donde moraban las Mariposas y los Cuervos.

Conversaba con los Espíritus Ancestrales sin Palabras, 
pues no necesitaba más que 
los Latidos de su Corazón para hacerse entender.

Jugaba al Escondite con el Viento, 
que la buscaba entre Moras y Helechos... 

Y al "corre-que-te-pillo" entre los Brazos de los Castaños... 
Hasta atraparla en la verde hierba convertida en Lecho.

Nadie sabía que era un Hada atrapada en el Cuerpo de una Humana, 
excepto el Bosque.

Su Bosque del Norte.

Su Hogar.

Al que volvía Siempre.




13 de Agosto del 2016


Estaba Obsesionada con la Libélula Azul.

En Sueños, volaba sobre los Cielos Púrpuras de su Mente.

Y Despierta... 
Despierta desplegaba sus Alas tornasoladas y danzaba frente a sus Ojos, 
hasta que su Baile se volvía hipnótico.

Aquella Mañana de Agosto, 
regresó al Río y la atrapó para Siempre, 
haciéndola Inmortal.

Por fin, había captado la Magia de la Libélula Azul.




17 de Agosto del 2017


Imponente, el Gran Rosal dictó Sentencia: 
Las Manzanas Rebeldes debían ser Ajusticiadas al caer el Sol.

Sus Cabezas Verdes se clavaron en las puntas de Siete Lanzas. 
Una Triste, pero necesaria, Advertencia.

Ningún Ser podía salir del Jardín Prohibido... 
Ningún Ser debía conocer la existencia del Otro Mundo 
que se extendía mas allá del Muro Empedrado.

Así había sido Siempre.

Y así seguiría siendo.

¿O no?

Así había sido Siempre, 
hasta que las Ramas Poderosas del Hermoso Manzano crecieron hacia afuera, 
regalando a sus Hijas la Esperanza de alcanzar la Libertad.

Así había sido Siempre.

Pero Jamás seguiría siendo.





19 de Agosto del 2016


Me gustan los Días de Verano que se pintan de Invierno y huelen a Tierra Mojada...




24 de Agosto del 2016


Una suave brisa lamía la Sal que me cubría el Cuerpo, 
como si quisiera destruir la fina película de sudor que protegía mi Piel.

Agosto estaba siendo demasiado caluroso para mi gusto y, 
cuanto más avanzada se volvía mi Edad, 
más enamorada me sentía del Invierno. 


Pero, por desgracia, no había ni pizca de 
Nieve en el Infierno de Alquitrán que me rodeaba.


A mí me gustaba subir a la Terraza y jugar con las Estrellas. 
Juntas, nos burlábamos de todos los Giros, Esquinitas y Recovecos 
que el Destino nos tenía reservado, 
por si cancelábamos la Reserva en el Último Momento 
y nos íbamos a Bailar a la Luna.

Me gustaba sentarme en el suelo e imaginar 
que tenía mis propias Luces del Norte, 
explotando en dos pequeños farolillos plantados entre 
las Fresas que esperaban a la próxima Primavera para nacer.

Era Extraordinario escuchar el Latir del Mundo
 en las Risas Infantiles que hacían cabriolas en el Aire.

Era Paz. 


Era Magia. 

Era Yo.





11 de Septiembre del 2016


A veces, el Corazón se me desangra en Lágrimas... 

Es entonces, cuando me coso con Hilo de Purpurina las fugas de Agua y Sal, 
le doy una Vuelta de Tuerca a mi Armadura de Vikingos y Unicornios 
y salgo a Bailar Descalza... 

Solo así ahuyento a los Fantasmas y a los Miedos. 

Solo así vuelvo a mi Mundo. Del que, a veces, sé que no debo salir.




18 de Septiembre del 2016


Porque la Magia, mi querida Niña, 
se tatúa en las Alas de Mariposa que hacen flotar tu Alma... 

Porque la Magia, mi Pequeña, 
es Polvo de Estrellas Fugaces lloviendo sobre Nuestro Mundo... 

Porque la Magia... 

¡Ay! La Magia... 

Está dentro de Ti... 

Y eso, mi Niña Feroz, ni siquiera 
la Nada podrá arrebatártelo mientras 
creas en su Maravilloso Poder...




19 de Septiembre del 2016


Días Tontis donde es Posible Bailar sobre la Cara Oculta de la Luna...





13 de Octubre del 2016


Tengo un Paraguas Mágico, 
con Mariposas Blancas que, 
cuando son acariciadas por Gotitas de Lluvia, 
se vuelven de Colores tan Dulces... 
Como Dulces son los Sueños que dibujo en Secreto.

Tengo una Colección de Sonrisas y de Risas Divertidas que, 
cuando los Días de Fiesta amanecen Gris Perla, 
se convierten en Arco-Iris de Purpurina Rockera.

Tengo un Puñado de Letras que han aprendido a No Olvidar... 
A Ser sin Ser Escritas.

Tengo un Día Tontis.

Y el Pelo lleno de Azúcar Rosa.





17 de Octubre del 2016


Abrázame. 
Esta Noche. 
Sí. 
Esta. 
Durante toda la Madrugada.


Abrázame. 
Déjame Despertar enlazada a un Sueño. 

A Ti. 
A Ti. Y a mi Sueño. 
Y fundiros. 
Haceros uno. 
Y destierra a Morfeo de mi Lecho. 
Esta Noche. 

Sí. 
Esta.
Durante toda la Madrugada.


Pero... Abrázame.
Esta Noche. 
Sí.
Esta. 

Durante toda la Madrugada.
Y Todas las que deban y quieran llegar.


Abrázame. 
Y no me sueltes...





18 de Octubre del 2016


Y si... ¿Jugamos a ser los Fuertes?

Y si... 
¿Jugamos a que No tengo un Corazón de Algodón de Azúcar 
deshaciéndose dentro de mi Pecho forrado de Acero?

Y si... 
¿Jugamos a que cierro los Ojos y el Sueño más Hermoso
 se viste de Tul Azul Celeste y danza sobre mi Piel?

Y si... 
¿Jugamos a que las Hadas me hacen 
Cosquillas en el Pulmón Izquierdo?

Y si... 
Y si... 
Y si Hoy me dejas ser una Niña, 
Te Prometo que Mañana, el Juego lo eliges Tú.
¿Jugamos?





20 de Octubre del 2016


Me levanté de la cama y me dejé los Pájaros en la Almohada... 

Los necesitaba para Amanecer en un Nuevo Día, 
pero No quería que sus Alas de Magia se volvieran Oscuras... 
Los quería y, por eso, necesitaba que se mantuviesen llenos de Luz Multicolor.

Me levanté de la cama y sentí Vacío en mi Cabeza... 
Silencio en mi Corazón.





22 de Octubre del 2016


Tengo los Sentidos extasiados por la Cerveza Negra, 
como si mis Poderes de Niña Mutante 
jugasen en un Parque de Atracciones.

Retengo mis Ganas de saltar sobre la Cama 
hasta caer rendida en el más Profundo y Dulce de los Sueños... 
Y observo en el Espejo mi Yo Inocente, 
enfundado en un Delicado Camisón Blanco de Tirantes Aguamarina.

Mi Yo Inocente... 
Que me devuelve una Mirada Salvaje y Feliz, 
Divertida y Atontada...

Y sigo con ganas de Saltar sobre la Cama... 
De gritarle al Mundo que soy Dueña de un Idioma Inventado, 
que es mi Piel la que está cubierta de Lunares 
que forman Constelaciones sobre mi Cuerpo...

Tengo los Sentidos extasiados por la Cerveza Negra 
y unas Sábanas para perderme 
en los Sueños que no me pertenecen...

Tengo un Hueso Accesorio en el Pie Izquierdo y Tornillos 
desparramados por mi Cerebro.

Tengo un Puñado de Horas en el Reino de Morfeo que, mañana, 
canjearé por un Instante de Magia Irrepetible.

Tengo... Sueño...

Sueño...

Y a Dormir.





22 de Octubre del 2016


Se me retuerce un Latido dentro del Pecho.

Y, un segundo, hace Cabriolas Desequilibradas, 
lanzándose contra mis Costillas en un Acto Suicida.

Otro retumba ensordecedor, 
provocando un Eco Tembloroso que explota en mi Estómago.

Sé que quieren decirme Algo... 
Pero no sé si quiero descubrirlo... 
Si debo descubrirlo...





23 de Octubre del 2016


Los Días que más Frágil se sentía, 
se refugiaba entre los Muros de la Vieja Fortaleza de su Ciudad de Papel...




24 de Octubre del 2016


- Intentó protegerme...

- ¿Y qué hiciste?
 
- Salir corriendo, huir... Lejos...

- Pe-pero... ¿Quién es Él? 

- No lo sé... No estoy segura...

- Entonces... No sé si... ¡No lo comprendo!

- Solo... Solo ha sido un Sueño... Sin embargo...

- ¡Espera! ¿Un Sueño? ¿Me tomas el pelo! ¡Estaba preocupada! 

- No lo entiendes, ¿verdad? 

- No sé... ¡Vale! ¡No! 

- Ni tan siquiera en Sueños permito que me protejan... 
Por mucho que lo necesite... 
Hasta mis Sueños están Despiertos cuando Yo duermo...




25 de Octubre del 2016


Me siento.
Absurda.
Idiota.
Pero, al menos, me siento. 

Me siento. 
Tonta.
Caótica. 
Destartalada. 
Pero me siento. 

Me siento... 
De otro Mundo.

De las Estrellas de las que Ahora reniego 
por sentirme Absurda, Idiota, Tonta, Caótica y Destartalada. 

Me siento. 

Y solo siento No Sentir que Lo Siento. 

Siento... Me... Siento... Me... 

Absurda.




27 de Octubre del 2016


No existe Palabra capaz de Describir el Ruido Ensordecedor 
que hace un Corazón cuando ha decidido dejar de Latir...




27 de Octubre del 2016


Me vacío por dentro. 
Y la veo allí, mirándome como si Nunca nos hubiésemos cruzado antes... 
Como si Nunca hubiésemos sido Una Parte de la Otra.

Alzo los Escudos. 
Y, están tan herméticamente unidos, que Nadie diría que, en su Interior, 
siento el Temblor de la Pequeña Niña abrazada a su Peluche Favorito.

Y me blindo.

- Te Necesito... - Me atrevo a susurrar entre un par de plumas ensangrentadas que, con el roce de las rodelas, se han teñido de rojo. -... Fuerte y Mágica... Así que no me abandones, no te vayas... Te protegeré por encima de mí misma... Pero Tú debes ser la que se mantenga Niña, mientras Yo me vuelvo Adulta... ¿Wiki?

- ¡Wiki! - Su Vocecita se llena de Estrellas Multicolor capaces de lanzar haces de Arco-Iris más allá del Muro de Metal - ¡Wiki!




1 de Noviembre del 2016


Quería ser un Pájaro... 
Extender las Alas de Plumas Azules y Volar... 
Volar... Lejos... 
Allí donde mi Memoria se fundiera en el Infinito Cielo que cobijaba mis Ilusiones.

No me importaba el Mañana. 
O el Pasado. 
Solo Aquel Instante de Poderosa Magia... 
Madre Tierra me hablaba y yo solo deseaba unirme a su Hueste de Aves...
Volar...





9 de Noviembre del 2016


Me retumbas por dentro.

Es el Eco de los Besos bajando por mi Garganta... 
Enredándose entre mis Costillas... 
Hasta rozar mi Corazón... 
Se hace Fuerte... 
Bomba Intergaláctica que explota en mi Ombligo...

Me retumbas por dentro. 

Por dentro. Y por fuera.


Huracán de Tiempo hecho de Nada 
que se diluye bajo la punta de tus Dedos...

Me retumbas por dentro.

Y me encanta.





11 de Noviembre del 2016


"Y, al final, solo quieres comértela... Sí. A Ella. Descubrir cada Centímetro de su Piel. Trazar un Mapa Sin Fronteras con la Punta de la Lengua. 

Necesitar la Rendición. Y la Redención. Y, un Segundo después, Desear la Rebeldía. Y la Venganza. Hasta quedar atrapado entre sus Besos y sus Sonrisas. Y ser un Kamikaze en Vuelo Suicida hacia su Boca... Dejar un Rastro de Caricias allí donde una vez hubo Heridas hasta Borrar las Cicatrices, aunque solo sea un Instante de Eternidad Infinita... Y..."


- Y... ¿Qué? - Preguntó Él.

- Pu-Pues eso... - Balbuceó Ella, tras dejar de leer lo que había escrito. - No sé cómo continuar...

- Tal vez... Si... - Respondió Él con Picardía. - Si soy un Kamikaze, las Musas vengan de visita...

Ella se ruborizó. Y las Musas también.





21 de Noviembre del 2016


Duerme el Reloj entre mis Dedos de Hojalata... 
Y las Horas Mueren en un Sueño que Nada tiene de Eterno...




22 de Noviembre del 2016


Mi Mente divaga hacia Playas de Invierno, 
dónde las Olas enredan sus Lenguas de Espuma Blanca 
con la Nieve que las busca con Loca y Febril Desesperación...

Dicen que es el Ronroneo del Amor en las Tierras de Asgard, 
de dónde proceden los Ancestros de mi Alma.

Dicen que son Besos de Dioses Paganos que regresan al Presente.
Dicen... Que el Fuego Helado es el que mejor Arde.




8 de Diciembre del 2016


Porque no Todo el Mundo está preparado para creer en Gnomos... 




12 de Diciembre del 2016


Tal vez sea de esas Personitas que muere tantas veces, 
como veces necesita (y debe, y quiere) 
Resurgir del Polvo Violeta que son mis Cenizas de Hada Guerrera.

Tal vez sea de esas Personitas que muere tantas veces 
hasta que esa Vez, en la que el Fénix de Alas Azul Cielo 
duerma para Siempre, llegue.

Tal vez...

Porque Soy Caos, Vendaval y Tormenta Eléctrica.

Porque Soy Regaliz Rojo, Pepitas de Chocolate y Mermelada de Fresa.

Porque soy Sangre, Purpurina y Rotuladores de Mil Colores.

Porque Soy... 
Y Seré Todos mis Cambios. 
Todos mis Yo's. 
Los que fueron, los que se fueron, los que son y están, 
los que vendrán y se quedarán, y los que se irán...

Tal vez... Tal vez sin vez...

Soy esa Personita.









El Año Nuevo me ha regalado unas cuantas Musas que están haciendo Cabriolas por mi Mente, desenredando Personajes y creando Historias cada vez que las Alas de mis Pies se elevan hasta mis Nubes... ¡Y que los Dioses se muestren Amables! ¡Pues solo Ellos saben lo que añoraba esa Sensación de Vivir a Miles de Kilómetros del Suelo! Y no... No me refiero a esos Breves Instantes de Inspiración Divina, porque sí, son Divinos, porque me asaltan cuando menos los espero que plasmo en mi Página del Cara-Libro Las Letras Suicidas ... Nop... Me refiero a la Explosión, al Big-Bang, al Poder de la Fantasía recorriendo cada centímetro aún sin explorar de mi Torrente Sanguíneo... Y sí... ¡Me emociono! ¡Y ni quiero, ni puedo evitarlo! 

Lejos quedan los Últimos Meses del 2016, como si hubiese pasado toda una Larga Vida entre Ellos y Yo... Y Yo... Recupero las Letras y las Letras me recuperan a mí... 

Es Extraño. Pero Soy una Gran Apasionada de las Extrañezas y Rarezas, porque son las que hacen que mi Mundo se me vuelve de Consistencia de Estrella... 

Y Yo, que soy tan de guardar Aquellos Momentos que me inundan el Alma y me hacen Cosquillas en el Pulmón Izquierdo, voy a centrarme en las Palabras de "Luz Que Brilla" mientras enseñaba la Magia de su Cultura, la de los Lakotas... "Into The West" es una Serie que llegó a mi Vida en un Momento Muy Agridulce y que me ha tocado el Corazón de Mil Maneras Distintas... 


"- El Universo está hecho de Círculos. Sin Principio, ni Final. La Tierra anda alrededor del Sol y la Luna alrededor de la Tierra. La Cruz toca el Círculo cuatro veces... [...] ... Hay cuatro direcciones, cuatro Virtudes... ¿Quién sabe cuáles son? - Explica Luz Que Brilla.

- Valor. - dice una Niña.

- Fuerza. - responde otra.

- Sabiduría. - continúa otra Pequeña.

- Generosidad. - Finaliza la cuarta. 

- Cada Uno de Nosotros nace con Una de Ellas. Todos debéis buscar las Otras Tres en vuestro Interior..."




Y, como Siempre, algo de Músiquita para dar el "Hasta Luego" de estas Letras Tan Sin Costuras...