domingo, 25 de octubre de 2015

Lengua De Trapo

Golosa como una pequeña niñita ante un helado, posó su lengua con avidez sobre los ríos escarlatas que decoraban la dorada piel de su Dueña. Una filigrana carmesí que se enredaba a través de su cuerpo inconsciente, formando dibujos de sangre fresca. Un tatuaje vivo, cambiante, que modificaba su apariencia cada vez que el pecho de la Joven se alzaba intranquilo, incapaz de huir del Mundo de Tinieblas en el que se hallaba sumergida.

Teñida de rojo, la suave felpa se impregnaba del sabor ferroso, deslizándose a través de su garganta de miraguano, hasta explotar en un gran sinfín de glóbulos rojos que se agarraban como garrapatas a sus tripas de lanas, saciando un hambre que era ya más una obsesión, que simple ansia demoníaca.




Obligándose a salir de un sopor que siempre le recordaba a la Bruma del Amanecer, Uxía abrió uno de sus ojos, contemplando sin parpadear los delgados bracitos que se engarzaban a su cuello, en un abrazo dulce e infantil.

- Te Quiero Mucho. ¿Quieres ser mi Amiga?

Como cada viernes, entre balbuceos y chapoteos sanguinolentos, Lengua de Trapo le hacía la misma pregunta, mientras la rodeaba amorosa, como la tierna Muñequita que en apariencia era. 




Nota: Primer MicroCuento para el CONCURSO DE MICROCUENTOS  "MICROTERROR IV" de EL CÍRCULO DE ESCRITORES. 

domingo, 4 de octubre de 2015

Historias De Amor

Escribo Historias de Amor porque me apetece Soñar que todo es Posible.

Escribo sobre Amor porque me gusta pensar que Imposible no es más que una Palabra, que se puede descuartizar en Sílabas hasta arrancarle a Besos el “Im”.

Escribo Historias de Amor porque las siento tan dentro, que tengo la Sensación que, más que Escribir, lo que hago es arrancarle Suspiros a mi Corazón. Me gusta hacerme Cosquillas en el Pulmón Izquierdo.

Escribo sobre Amor porque el Mundo me da mucho asco cuando las Noticias del Planeta lo tiñen todo de una Realidad Cruel. Cuando no necesito de esas Noticias para comprobarlo por mí misma. Porque Escribir Amor me da Esperanza y me permite seguir luchando cada Día, minuto a segundo, dando guerra a mi forma y modo.

Escribo Historias de Amor y las Mariposas vuelan, cargadas de Magia y Purpurina, alumbrando mis Ilusiones, custodiando mis Sueños.

Pero no soy una Ingenua.

Conozco la Cara Oculta de la Moneda. La Fea. La que está llena de Maldades y Experiencias que Nadie tendría por qué vivir.

Simplemente, en un Tiempo Único denominado Ahora, he decidido ver el Lado Positivo de una Vida que tiende a escapársenos entre los Dedos. No sabemos si habrá un Tiempo Mejor o Peor, el Futuro no existe en sí, pues es tan sumamente complejo que, en menos de un abrir y cerrar de ojos, cambia, varia, se regenera, muere... Y, ante esa Incertidumbre, hago de mi Inocencia Sin Ingenuidad, mi Luz más brillante, saco la Purpurina a relucir y lo cubro todo de Magia.

Pronto cumpliré 30 años. Y me siento en el Momento más Especial de todos los Años que se fueron. Porque vivo mi Ahora, recuerdo lo mejor de mi Pasado con mimo y me importa un pito reconocer que no sé nada del Futuro, del mismo modo que no me importa que se sepa que me gustan los Unicornios. Y los Zombies. Y un sinfín de Seres de Fantasía que no pegan entre sí. 

Pronto cumpliré 30 años. Y he llorado más de la cuenta. He aprendido que las Sonrisas Sinceras curan antes los Dolores del Alma; Que las Lágrimas, aunque redentoras, alivian, pero no cosen con Hilos Suaves las Heridas.

Pronto cumpliré 30 años. Me he enamorado. He amado tanto, que sentí que el Dolor me iba a atravesar el Corazón, perforándolo, transformándolo en un Dolor tan Físico, que parecía que se me partía en Dos. Y también he odiado. Al máximo, hasta rabiar, hasta sentir que me arrancaban el Alma, hasta aprender a apaciguarlo con Tiempo y no por la Fuerza.

Pronto cumpliré 30 años. Y he descubierto que el Amor... Que el Amor no tiene límites, que hace cometer tantas y tantas Locuras, que parecemos Bobicos. He descubierto que el Amor no tiene Fronteras, salvo las que Nosotros queramos poner. He descubierto que, cuando el Amor te roza, sea del tipo que sea, no puedes permanecer Inmune a sus Encantos...

Escribo Historias de Amor.

Y me encanta ser una románticona emperdenida, adicta a la Épica y a los Finales Inesperados.

Escribo Historias de Amor.

Porque yo también probé de la Manzana. 

Y esta es la Reflexión más idiota que he escrito en mucho Tiempo.

Y me da igual.




"En asuntos de Amor los Locos son los que tienen más experiencia. De Amor no preguntes nunca a los Cuerdos; los Cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca."
Jacinto Benavente