Ir al contenido principal

Un Segundo De Eternidad IV

Durante un Segundo. Solo uno. Un único Segundo. Ni uno más. Ni uno menos.

Solo durante un Segundo, los Duendes jugaban al "Corro De Las Patatas Mutantes"... Y las Hadas revoloteaban a mi alrededor, lanzando Purpurina Multicolor en Todas las Direcciones.

Durante un Segundo, Yo me sentía Caballero Andante. Rodilla en Tierra. Y en las Nubes. Dispuesta a jurarle y perjurarle Amor Eterno, cual Quijote De Las Sombras, atrapada por su Dulcineo Del Equilibrio Inestable.


Tan solo en ese Segundo, podía regalarle un Firmamento de Estrellas pintadas en el Techo de su Mundo Sin Alas.

Un Segundo...

Porque un Segundo después, el Hechizo se difuminaba... Y, entonces, Yo me ponía los Cascos del Mp3, me daba media vuelta y me perdía en la Niebla.





PD: Porque tras un Tercer Segundo De Eternidad hubo un Cuarto... Al Día Siguiente de aquel 5 de Abril del 2017, la Eternidad se me escurrió entre los Dedos de las Manos... No sé... El Equilibrista me devolvía la Esperanza... Esa Sensación de que las Mariposas de mi Estómago seguían vivas... Me hacía sentir Tontis, sin ir más allá... Y me gustaba sentirme Tontis, sin ese más allá... 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida