Ir al contenido principal

Skarly & Taranis

Escribir me resulta complicado en muchas ocasiones, especialmente, cuando hay una Historia que se te vuelve Especial, cuyos Personajes se te cuelan por dentro y desearías poder verlos actuar en una Gran Pantalla de Cine... Y así escuchar sus Voces, Observar sus gestos, sus Reacciones... Sep... Hay Historias que se te vuelven muy Especiales y, ya no es por el hecho de que hayan nacido en algún Rincón Perturbado de tu Cerebro, sino porque, de alguna manera inconsciente, están escritas con el Corazón. Y, cuando hablo del Corazón, no me refiero a que puedan llegar a destilar Amor a raudales, sino a que se escriben con mucho mimo, con mucho cariño... Da igual si están mejor o peor narradas, si te has perdido alguna coma o punto, o algo no cuadra, porque es como si te dejases parte de ti en Ellas.

Eso me ha pasado con La Sombra De Taranis... He tardado muchos Días en ponerle Fin, aunque, en el fondo, no lo haya hecho... Porque no he sido capaz y he preferido que, aquellas Personitas que hayan querido leerla, lo hayan imaginado como quisieran, como les pidiera el Cuerpo, el Corazón, la Mente...

Escribir... Escribir me recuerda mucho a la Vida. Bueno... Escribir es como Vivir de alguna manera, porque siempre hay cierta pizquita de Realidad en alguna Letra. Pero no. No me refiero a eso. Me refiero a que, cuando un Personaje nace, tendrá que vivir, tendrá que elegir qué hacer, aunque, sea el Escritor quién decida su Destino. ¡Aiiix! ¡Me estoy liando! Y no sé si soy capaz de explicar a qué me refiero... Nosotros somos nuestros propios Escritores, narramos la Historia... Nuestra Historia y, como en todo Relato, hasta la más mínima de nuestras Decisiones la cambiará... Lo sé. Eso lo sabemos todos y no estoy reflexionando sobre nada nuevo.

Pero... ¿Cómo tomamos las Decisiones? ¿Somos capaces de Arriesgarnos por una pequeña Chispita de Luz? O, por el contrario, la dejamos ir, con la intranquilidad y el auto-convencimiento de que solo es eso, una Chispita de Luz. ¿Acallamos nuestra Voz Interior? O, por el contrario, le permitimos que grite a pleno pulmón dentro de Nosotros y nos permitimos Volar, olvidando la Incertidumbre, el Miedo y todos los "quizás" y "no quizás" que puedan venir después... ¿Qué es más importante? ¿Tenemos el Coraje de reconocer que tenemos Miedo? ¿Y el Valor para, a pesar de ello, lanzarnos sin Paracaídas?



"Do you think about the end?
The words you say, with your last breath
And the emptiness in space..."


Y Yo... ¿Qué debería haber hecho? ¿Qué tendría que haber hecho? ¿Qué debería y tendría que haber escrito? ¿Dejarme llevar por mi Lado más Tontis, más Soñador, más Fresa Ácida? Ese Lado Idiota de Hada de la Purpurina. De Campanilla. De Risas y Payasadas. O... Tal vez... ¿Dejarme llevar por mi Lado Sanguinolento, más Oscuro, más Tétrico? Ese Lado de Tinieblas. De Películas de Terror. De Fantasmas y Espíritus.

¿Qué debería haber hecho? ¿Eh?

A) Matar a Taranis.

"¡Eh! ¡Tía! ¿Estás de guasa? ¡Qué soy un Dios! Y, además, tengo unos Ojazos que flipas. ¡No puedes hacerme eso!"

B) Matar a Skarly.

"¿Tú te pinchas Nesquik en vena? Técnicamente, llevo tooooooda mi Existencia salvándole el Culo a Taranis... ¿Crees que me merezco que me asesinen?"

C) Matarlos a los Dos.

"- Emm... ¡No estoy de acuerdo!
- ¡Yo tampoco! ¡Pooor favor! ¡No lo hagas!
- Además... ¡Acabamos de conocernos! 
- ¡Aiiix! Es que es tan... ¡Guapete!"

D) Destruir a Lord Tepes y dejar que Deidad y Sombra tuviesen una Oportunidad para amarse o tirarse de los pelos. O para ambas cosas. 

"- Emm... No sé si estoy preparado para eso... 
- Puuues... Yo tampoco... No sé... Me da como cosa, ¿sabes?
- Pero puedo hacerte Reír... ¡
Te miraré como jamás te han mirado! ¡Eh! ¡Eh!  
- ¡Ay! ¡No puedo contigo! ¡Me encantaaaaaa-s! Bueno... ¡Qué me encantan las Payasadas!
- ¡Gracias!"
No lo sé...

Pero lo que sé, es que en la Vida... En la Real. En la de Todos los Días. Hay mucho de Magia. Y mucho de Tinieblas. Mucho de Sueños que se sueñan hasta con los Ojos bien Abiertos. Y mucho de Pesadillas que se esconden bajo las Almohadas. Hay mucho Coraje. Y también mucho Miedo. Muchas Decisiones que se toman con el Cerebro, aunque el Corazón se niegue. Y Muchas que se toman arriesgando a ese Corazón que sí se ha escuchado. Y no es porque el que no arriesga, no gana. Si no porque el que no arriesga, no vive.

¿Dónde se marca la Diferencia?

Creo que... Que la Diferencia se marca en los Pequeños Detalles... En esos Detalles que se escriben en la Mirada de Personitas que te cambian el Mundo (incluso sin saberlo, incluso sin que Nunca se lo puedas llegar a decir)... En esas Personitas que se te cuelan por dentro (quieras o no quieras)... En ese instante único en el que te encuentras contigo mismo en el Lugar más perdido del Mundo y, en ese segundo después, en el que te gustaría compartirlo con Alguien Especial. Con esos "Alguienes" que te acarician el Alma. Que aparecen cuando menos los esperas en tu Vida, que no han sido convocados, pero sí Invocados en Secreto. Que siempre han estado ahí. En ese Paseo... En ese Viaje... En ese Pajarillo que te despierta por las mañanas y te recuerda que a los Seres Humanos se nos ha olvidado sentir la Naturaleza como si fuera un Hechizo de Mago Insensato... En ese Momento en el que vuelves a ser un Niño y te da igual lo que el resto de Adultos piensen...

Son esas Diferencias, esos Pequeños Detalles... Los que nos tendrían que ayudar a Decidir... Y no Todos los Deberían que acompañan al Miedo, al temblor, a todas y cada una de las Máscaras y Mecanismos de Defensa que usamos para que Nada ni Nadie pueda lastimarnos... Estoy convencida de que perdemos Muchos Momentos Especiales e Importantes por ese Estúpido Miedo que nos atenaza a veces.

Optar... Decidir.

Opciones y Decisiones.

Y... Reconozcámoslo, la Vida sería un puto aburrimiento sin Todas Aquellas Opciones y Decisiones que no pensamos, que las abrazamos por Impulso, que se convierten en Sorpresas. Porque conllevan Emoción, Mariposas Revolucionadas, empujar al Miedo por un precipicio...

Que sí... Que sí... Que ya sé que parezco una Flipada a la que nunca le han dado un buen revés; Que sé que mi Estado Natural es vivir en la Novena Nube; Que soy Feliz con un Globo de Trollz atado a una Muñeca durante una Fiesta y que tengo un Bote de Purpurina de Hada Irlandesa al lado de un Funko-Pop de Daryl Dixon... Pero... Vosotros... Sí, los que me estáis leyendo ahora y habéis llegado hasta aquí. Los que ni siquiera sabéis que esta Reflexión existe. Que yo existo más allá de Campanilla Feroz... Yo soy Real. Soy Realista. Soy Soñadora. Soy una de tantos que lucha contra Monstruos durante el Curso Escolar y que ve la Cara Fea de la Infancia. Soy una de tantas Personitas que está ahí fuera y que se traga el Miedo cuando más Miedo tiene, porque hay Pequeños y Familiares que necesitan que no lo tenga. Unas de tantas Personitas a las que le rompieron el Corazón y tuvo que recomponerlo de nuevo con tiritas y con piezas que no encajaban. De esas Personitas que, a pesar de que se lo hubieran roto, sonríe por poder volver a sentirlo dentro del Pecho. Aunque, en el fondo, le dé Pánico que puedan verle todas sus Cicatrices y Fantasmas y salgan corriendo. Y no vuelvan. Una de tantas con las que te cruzas a diario y crees que no hay en Nada especial en Ellas y, tal vez, tengan todo un Mundo que ignoras floreciendo en su Interior. De esas Personitas que les encanta descubrir Cosas que le hacen reflexionar sobre otras Cosas... Soy de Esas. De las que ni siquiera te fijas al cruzar un paso de peatones, porque no soy de los Cánones Establecidos. No sé ni siquiera qué clase de Cánones tengo Establecidos.

Que sí... Que sí... Pero si Algo sé es que hay que decidir y que, también, hay que dejarse llevar... Y llevar... Y llevar hacia la Corriente que te dicte esa Voz, que no es más que tu Voz rompiendo hasta sus propias Barreras... Dejarse llevar hacia el punto más alto que quieras llegar...

Que sí... Que sé que se me está yendo la Pinza escribiendo... Pero Hoy quiero dejarme llevar... Y quiero que Scarly y Taranis decidan cómo será su Final.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida