domingo, 28 de junio de 2015

Mecánica Orgánica I

La C bordeó la etiqueta, dejando que la tinta se escurriese por la superficie de la caja, lamiendo sin pudor los intrincados dibujos que se hundían en el metal. Con cierta dificultad, la tercera letra del abecedario se unió a una O temblorosa y, esta a su vez, se engarzó a la R. Poco a poco, el CORAZÓN se fue formando, con trazos infantiles, imprecisos, que parecían llenar de inmadurez una destartalada caligrafía. A la apreciada Palabra, se le añadió una descripción precisa sobre su tipología: HAMBRIENTO.

Un latido rebotó contra las paredes de su nueva jaula, demostrando aquello que hacía mucho que los científicos más sádicos y sin remordimientos habían descubierto, que un Corazón podía vivir fuera de su carcasa humana, dentro de un líquido espeso, de composición secreta, al que se le añadía parte de la Sangre de su antiguo Dueño, para que su Memoria permaneciese intacta.

Un segundo <<Dum-lup>> reverberó feroz, agitando el cofre, haciendo estremecer los engranajes que formaban la cerradura. Una segunda palpitación que atrapó a Dorian desprevenido, mientras trataba de sacarse del Cerebro, la Melodía de Vida Sin Vida que entonaba el Corazón Hambriento, buscando la forma de escaparse de su prisión.

Ignorando el Cántico de Rebeldía, el Joven posó la mercancía sobre el escritorio de estilo victoriano, alfombrado de antiguos manuscritos indescifrables y viejos volúmenes cubiertos de polvo, sacados directamente del Archivo de Historia Natural Mecánica. Con suavidad, introdujo la llave y la giró, un anillo fabricado con mecanismos de relojería, con un rubí escarlata que encajaba a la perfección en la cerradura. Tres “clics” después, le confirmaron que el pequeño baúl ya no volvería a estar abierto hasta que un Comprador pujase por sus Recuerdos.

Los Corazones Hambrientos eran difíciles de encontrar, pues su aparente indefensión, nunca los convertían en un Riesgo a simple vista, a pesar del halo de misterio que envolvía sus presencias. Sus Portadores solían ser cándidos, embaucadores y seductores natos. Hombres y Mujeres que eran adictos a verbos como hechizar, conquistar, fascinar o embobar, haciendo de la Tentación su mayor virtud, pero también el mayor de los peligros.

Sobre las sábanas teñidas de sangre, un Profesor Universitario, de aires bohemios, con su traje abierto en canal, acompañando así a su tórax, respiraba con tranquilidad. Poco sabían sus Pulmones sobre el abandono de su compañero de fatigas, nunca más volverían a compartir confidencias, ni se estremecerían al unísono al rozar una piel femenina. Nunca más volverían a sentir nada, nada más allá de las respuestas naturales del cuerpo humano, ya que, tras el intercambio, el Alma ya no soñaría dentro de su pecho. Su nuevo Corazón no le permitiría enamorarse, ni hacer amigos, mucho menos seguir alimentándose de las Ilusiones que provocaban los Amantes como Él. Su nuevo Corazón era frío, válvulas inoxidables, un músculo metálico que bombearía sangre, engranajes que se moverían en su interior, haciendo chirriar cada uno de sus latidos. Pero nada más. Aunque, al menos, podría seguir con sus clases en la Facultad.

- Jamás se penetra
por la fuerza en un corazón... -
Porque Dorian discreparía de la Cita de Molière
Un suspiró elevó los mechones pelirrojos del flequillo de Dorian, mientras sus botas viraban sobre la alfombra. Su miraba ambarina se posó sobre su Víctima con un ápice de remordiendo, pero solo uno, no se podía permitir ni uno más. Danzó sobre la moqueta como un gran bailarín, elevando los brazos, sujetando así a su acompañante imaginario. Giró y giró, tarareando una cancioncilla de guardería, deslizándose como un experto, una y otra vez, una y otra vez, hasta que se detuvo frente al Paciente.

- Es hora de suturar… - Una risita divertida inundó la estancia, una risita muy suave, para no despertar la sospecha de los vecinos del edificio. – A la Jefa no le gusta esperar…

No. Era mejor así. Sonreír en la clandestinidad de la noche. Ser una Sombra y desmontar aquel improvisado quirófano que había montado, en el bloque anexo a la Facultad de Ciencias Naturales Mecánicas, donde todos los Profesores vivían, donde nadie podía saber que, en el piso de un Doctor Bohemio, un Ladrón De Órganos acababa de robar el Corazón y el Alma del más seductor de todos ellos. Tras tres meses de seguimiento, Dorian tenía un increíble Corazón Hambriento. 

miércoles, 24 de junio de 2015

Corazón Mutante... Cerebro Mutado

Un Torbellino de Luciérnagas Sobre-Anti-Súper-Naturales
Un Huracán de Neuronas Cuánticas
La Tormenta Imperfecta de MulticoloreS Caracoles Radiactivos
Química Explosiva
Dinamita de Aurora Boreal

Corazón Mutante

Un Ciclón de Vértigos Sin Control
Un Tifón de Serpentina Nebular
La Tempestad Caótica de Polvo Estelar
Física Espectral
Energía de Solsticio Extrasensorial

Cerebro Mutado



Así me siento… Con todos mis Yo´s en un Todos Para Uno, Uno Para Todos… 

lunes, 22 de junio de 2015

Margaritas Pa´Los Cerdos

Pétalo a pétalo, deshojó una margarita de cristal. Lágrimas afiladas que se habían hecho fuertes a través de los Siglos, pues, en su delicada y nívea superficie, estaban grabadas las Historias de Amor más bellas. Tesoros que había ido almacenando y que ya no deseaba guardar.
Poco a poco, fue alimentando a los Cerdos Salvajes de su Piara Demoníaca, destruyendo así su más preciado Secreto.

Despertó angustiado y, tras confirmar que estaba solo en su lecho, se aseguró de que el Cofre seguía allí. Intacto.
Lucifer suspiró aliviado. Su Secreto estaba a salvo. 


viernes, 12 de junio de 2015

Psicodelia Onírica

Dibujos pscicodélicos decoraban la pared acolchada. Miles y miles de colores que se acariciaban unos a otros, rodando entre espirales imposibles, girando una y otra vez, hasta convertir la habitación en un Mundo Irreal. Mágico. De una Fantasía sin igual.

- ¡No estoy Loco!

El volumen de su propias y chillonas palabras, le sacaron de un empujón de los Dominios de Morfeo. La blancura del cuarto le provocó un escalofrío. ¿Dónde estaba? No lo sabía...

Volvió a sumergirse en su propio Mundo de Sueños. Al menos, allí, el Dios Onírico le dejaba usar rotuladores.  



jueves, 11 de junio de 2015

Musas Curiosas

Se sentó delante del teclado del Pc y permitió a sus dedos recorrer con mimo las teclas, como si de caricias se tratasen. Suaves y dulces roces, que parecían querer trasladar toda la sensualidad que permanecía oculta en su interior, a una piel que desconocía. Centímetros de cuerpo que deseaba estudiar minuciosamente, descubriendo los Secretos que se escondían tras cada marca, lunar o rasguño.

Podía sentirlo, bajo el piar armonioso de los pajaritos que se asomaban entre las cortinas del balcón, amparado por la espuma de mar de un cielo que quería ser agua de lluvia. Podía sentirlo, muy cerca, tan cerca que juraría que el Indomable Corazón había traspasado la caja de huesos que formaban sus costillas, atravesándolas hasta encajar en un hueco que ya estaba ocupado, fundiéndose con el Músculo que debía bombear sangre y que, en aquel instante, se ruborizaba inconscientemente, deteniendo sus Latidos.

Insaciables, acostumbrados a hacer del estómago su morada, los nerviosos, depredadores insensibles, se deslizaron maliciosos, atrapando entre sus redes eléctricas a las diminutas Maripositas que revoloteaban lascivas.

Ansiosas y poco pudorosas, las Musas se vistieron de morbo y erotismo, dejando al descubierto átomos de timidez provocativa, innata en la Mujer a la que rondaban desde que no era más que una Niña. Imaginativas y salvajes, se dejaban guiar por la Curiosidad que le provocaba aquel Hombre enfudado en el traje de motero y que, casco en mano, mostrando su sonrisa más cándida y feroz, las había invitado a una cerveza, tras salir del gimnasio la noche anterior.  


martes, 9 de junio de 2015

Futuro

Solo tenía un minuto. Uno. Ni uno más. Ni uno menos. Un minuto para explicar qué había sucedido.

¿Cómo iba a hacerlo? ¿Cómo? ¡Maldita sea! ¿Cómo?

Cada detalle, por estúpido que pudiera parecer, era primordial. Demasiado. Mucho. Y, sin embargo, debía ser conciso. Exhaustivo en sus descripciones. Y, lo peor de todo, es que no tenía Tiempo.

Tiempo. Necesitaba Tiempo. Mucho Tiempo. Y el Tiempo se deslizaba entre sus dedos, gota a gota, derramando cada segundo a una velocidad vertiginosa, espesándose en los surcos que se formaban en la arena, un intrincado mosaico escarlata dibujado bajo los restos cuarteados de su bota izquierda, que dejaban al descubierto un muñón sanguinolento. Y, unos centímetros más allá, un pie tatuado en azul zafiro, un Dragón herido, retorciéndose a través de la piel mugrienta, ¡vivo!, tratando de escapar de su jaula mágica, para proteger a su Dueño.  





La euforia estalló entre la muchedumbre, gritando, chillando, danzando al compás que marcaban los aullidos guturales del Castigador. Bajo el influjo de la Bebida Onírica, un fascinante brebaje que combinaba viejas drogas de diseño y licores afrutados, los espectadores lanzaban vítores extasiados, embriagados por la macabra melodía que un Hacha entonaba. Rabiosa y colérica, la afilada hoja metálica se bañaba en sangre, cercenando sin ningún pudor los miembros de aquel extraño Viajero que, a pesar de compartir la moda de la Época, parecía extraviado, perdido a través de una Nebulosa Temporal.

Y, de pronto, se hizo el Silencio... Un Silencio ensordecedor, azuzado por un crujido macabro de huesos rotos, astillados hasta la médula, separando, de un corte perfecto y limpio, la cabecita rubia, llena de rastas, cuentas de colores y greñas asalvajadas, de un cuerpo dorado por el Sol, protegido por un escudo olvidado en la Memoria de la Civilización, que ya no era nada. Salvo viejas Leyendas en las que ya nadie creía

¡Nooooooo! - Aterrada, con las lágrimas rondando bajo su mirada, manteniendo la compostura, aquella pose de Amazona que la obligaba a ser la más regia y altivas de las Guerreras, Sáphiro dio un paso atrás, y, después, otro, hasta tropezar contra el espejo que se situaba a su espalda. En su reflejo, un Dragón, de escamas tan, tan azules, que hasta el Cielo sentiría envidia, rompió la conexión mental con la que había sido la Alma Gemela de su jinete. - ¡Dioses! ¡No! ¡No! ¡Darion! ¡No! ¡No!

Futuro... Futuro no les había prometido eso. Les había dado Esperanza, Futuro les había prometido una cura.
Pero... ¡No! ¡Había sido un engaño! ¡Un burdo truco en el que habían caído!

Los Niños se morían, apenas resistían unos años... Y, después, la Dulce Voz de la Dama De Las Mil Caras venía a por Ellos, para llevarlos a su Reino, donde morarían toda la Eternidad.

Futuro. Así se había hecho llamar aquella extraña Turista.

“Soy Futuro y hemos oído vuestros lamentos... Podemos ayudaros... Nuestra Magia es avanzada, no hay Enfermedades, ya no sentimos, no padecemos el castigo de una mortalidad prematura...”




No era Magia. Era Tecnología. Tecnología que había ido malogrando las conciencias de los Seres Humanos, hasta convertirlos en esclavos de las sensaciones límites, pues, en un Tiempo donde las Máquinas inyectaban los sentimientos bajo las neuronas y las Dimensiones se podían traspasar con la facilidad de quien atraviesa una puerta, ¿quién no querría experimentar una Realidad extrema?
Y, entonces, rebuscando en la Historia, los Gladiadores emergieron del Pasado y, a un Pasado de otra Dimensión, fueron en busca de sus víctimas.

Futuro se hizo llamar aquella Turista... O eso dijeron los Últimos Ancianos...



Nota: Relato para el CONCURSO DE  RELATOS  "LA MÁQUINA DEL TIEMPO" de EL CÍRCULO DE ESCRITORES. 

Alguien

Porque me voy a morir. Cuando sea, cuando la Huesuda decida. Pero me voy a morir, como todos moriremos.

¡Qué mal pensar en la Muerte! ¿Verdad? Pues no... Porque la Muerte forma parte de la Vida, porque siempre nos hablan de la Vida, pero pocas veces no hablan de la Muerte. A la Muerte nadie la quiere, cómo es lógico y, sin embargo, es nuestro Destino más seguro. Ser Polvo De Fuego en una vasija o Dormir Eternamente rodeados de lonchas de mortadela para que nos coman los gusanos, como dice esa canción cruelmente divertida que siempre me ha sacado una sonrisa malosa.

¿Insensible? No creo... Yo pienso en la Muerte. Porque la Muerte todo lo cambia.
Muchas de las Grandes Revelaciones transcendentales que me han provocado un gran cortocircuito dentro del Alma han estado causadas por la Parca... La Dama De La Muerte. Sí. Esa que para mí es una Mujer y no un ser con capucha negra y guadaña. Esa que me parece mucho más épico y entrañable imaginármela vestida de Blanco, con rostros angelical, mutando su expresión en función de quién se lleva... Algo así como la Muerte en esa maravillosa historia que es “La Ladrona De Libros”, con esa dulce ternura que se respira en cada una de sus páginas.

Porque nos enseñan a vivir, pero obvian lo más obvio, que, al final, moriremos... Porque nos hacen creer que no tenemos Fecha De Caducidad, cuando la Caducidad de quienes somos empieza en ese momento justo en el que dejamos de Creer, de Soñar, de Avanzar... De hacer con nuestro Tiempo lo que queramos hacer con él.


Dicen que le doy muchas vueltas al Coco, que agito mis Pensamientos como en una coctelera llena de mil licores distintos, tratando de mezclarlos todos y, al mismo tiempo, separando cada uno de sus sabores...

Y tienen razón... Porque, si algo tengo muy, muy claro, es que, cuando la Dama De La Muerte se cruce en mi camino, sea cuando sea ese Momento, quiero estar orgullosa de cómo he vivido, hacer ese viaje al Más Allá sin Miedo, con la cabeza bien alta, sabiendo que aproveché hasta los segundos extras que no me merecía...

Por eso ya no dejo que sea la Huesuda quien provoque mis cortocircuitos, ya no la espero... ¡Los provoco yo! ¡Epa!

La gente te matará con el Tiempo,
y la forma en la que te matarán será
con pequeñas e inocuas frases como <<sé realista>>,
Dylan Moran

Sé realista...

Estoy un poco harta de esas frases de “Y si tuvieras una Familia, unos niños que atender...”
Veamos... No. No tengo Familia. No tengo unos niños que atender. Y, a menos que el Espírtu Santo decida obrar un Milagro, en los próximos meses no habrá bebé a bordo ni de coña...

[Nota para el Espíritu Santo: Si vas a hacerme una visita, te ruego que te transformes en Carne y Hueso y que tomes la apariencia de William Levy... Que ya que vamos a hacer un Milagro... ¡Deberá ser glorioso!]

Por lo tanto, ¿por qué debo imaginar la clase de responsabilidad que tendría? ¿Para qué? No las tengo. No las quiero. No. Al menos, no ahora. No en un Futuro Próximo. Así que... ¿Dónde está el Problema de que decida vivir a mi modo?

Tengo un Amigo que va a ser papá. Tiene su Vida según Él la ha diseñado. Se ha casado con su Amor, tiene su propia casa y un negocio en el que están plasmados sus Sueños. Y, de la manera más sana del Mundo, envidio esa parte relativa al Amor, pero nada más. Me alegro por Él, por Ella y por el Chiquitajo que está en camino. Muy Mucho. Porque toda la Pandilla estamos esperando al Pequeñajo con mucha ilu, con mucho cariño... Pero es su Vida. Porque Él la ha elegido así, Él quiere una vida normal. Normal. Aunque no todos queramos tener esa clase de normalidad...

Muchas veces me dice eso de “¿Te imaginas cuando seas más mayor y estés sola? ¿Sin niños?”, nunca sé muy bien qué responder. En parte porque mi reloj biológico tampoco hace “tic-tac”; En parte porque si, algo he aprendido de la puñetera vida, es que, imaginar un Futuro no sirve de nada, porque nuestra vida es como un Libro de esos de “Elige Tu Propia Aventura”, en la que aún eligiendo lo que quieres, la hoja a la que te mandan siempre guarda una Sorpresa que no esperas; En parte porque me asusta un poco imaginármelo... ¿Siendo sincera? Sí, me da bastante Miedo saber qué va a ser de mí para entonces, pero... Por otro lado, ¿quién sabe? Tampoco imaginé que tendría un Blog; que no me prepararía una Opos, cuando siempre he sido super responsable para eso; que podría vivir sin esa sensación de vivir permanentemente en las nubes (Aunque desee poder hacerlo nuevo); que podría apañármelas en una Ciudad en la que, prácticamente, no conozco a nadie...

Imaginé que, cuando llegase a los 30 (ya falta poquito), sería tutora en un cole, vivíría con el Amor de mi Vida, tendríamos cientos y cientos de Sueños juntos, que viajaríamos por mil lugares... ¡Qué nos liaríamos a darnos espadazos a lo William Wallace! ¡Que haríamos de cada día, momentos únicos!


Pero no soy tutora... Soy una Maestra. Una Maestra que trabaja en un Proyecto Educativo que la tiene más que enganchada. En donde las Emociones están tan a flor de piel que puedes palparlas con la punta de los dedos... En una Ciudad en la que he empezado a sentirme muy cómoda. Yo que ansiaba por encima de todo volar, huir lejos, muy lejos... Desconocía que lo único que en verdad necesitaba era la Independencia necesaria para poder volar, en dónde los únicos límites fueses impuestos por mí...

Y tampoco tengo Amor... El Corazón vacío, endulzado con Canciones De Amor que me hacen sonreir y llorar... Durante estos meses no me he sentido amorosamente atraída por nadie. Sí. Vale. ¡Soy una hormona con patas! ¡Tengo Porno Mental entre mis Neuronas! Pero para mí eso no es suficiente para arrojarme a los brazos de un Hombre, por desgracia (O no... En este Mundo todo es relativo y, más de alguna vez, he querido ser distinta), necesito que me palpite el Corazón y Mariposas en el Estómago, además del pálpito de otros puntos de mi anatomía, para poder colgarme del cuello (y del resto del cuerpo ;P) de un Chico... Aunque mis ojos ya no se detengan en chicos, sino que empiecen a fijarse en Chicos más Adultos... ¡Cosas Del Crecer!


En cuanto a los Sueños... Fluyen, van, vienen, se van... Se retuercen, se escapan y me acarician... Y, tras hacer algunas trastadas se marchan, para después regresar... Pero Sueño. Sigo soñando. ¿Con qué? Con viajes... Con muchos, muchos viajes... En buena Compañía. Sueño con poder seguir haciendo lo que hago, enredando Emociones y Sentimientos en el Cole, aprendiendo con los Peques, como he estado haciendo los dos últimos cursos. Sueño con esa Estrella, con mi Estrella. Mil veces he hablado y escrito sobre Él.

Aunque... También imagino que nunca llega. A veces, imagino que mi Estrella nunca aparecerá y solo dejará su rastro fugaz entre la estela de mis Sueños... Y entonces... ¿Soledad? Puuues... Siempre bromeo con que seré la Loca De Los Perros... Y tampoco pinta mal, pero sí que da vértigo.

Sé realista...
Sé Alguien... ¡Tienes que ser Alguien!

En el Mundo en el que vivimos se le da tanta importancia a ser Alguien, que da igual qué clase de Alguien sea, lo único que parece prevalecer es ser Alguien, aunque ese Alguien jamás forme parte de Uno Mismo, ni estemos orgulloso de su Figura. Solo es Alguien. Alguien que no tiene por qué gustarnos, con el que no nos tenemos que sentir identificados, simplemente convivir con Él para poder ir al son que marcan las demandas de la Sociedad, de ese Mundo en el que se supone que tenemos que convivir.

Yo no soy Alguien.
¿Por qué tengo que ser Alguien? ¿Para qué debo ser Alguien?

A mí me gusta nadar a contracorriente. Escuchar consejos, para poder decidir después.
Todos dicen afirmar saber mucho de la Vida (Yo me incluyo... Lo reconozco, a veces lo hago...), pero... ¿Qué sabemos de la Vida? Solo sabemos lo que nuestra Vida nos ha querido mostrar y, por lo tanto, cada aprendizaje es distinto, lo que es válido para unos, no tiene que servir para otros...

Y nos enseñan que es malo. Que nadar a contracorriente nunca trae nada bueno. Que hay que seguir el curso del Río... ¿Y si no se quiere? ¿Y si no se quiere seguir el curso? ¿Y si lo que más se desea es subir Montaña arriba? ¿Contemplar la maravilla de un Cielo cubierto de Nubes? Y después... ¡Volar! Pero nada de pegarse hostiones contra el suelo, ¡no!, nada de eso... ¡Desplegar las Alas! ¡Disfrutar de ese Vértigo acojonante que hace vibrar cada fibra de tu ser! ¿Dónde está el Camino correcto? ¿Quién tiene Respuesta para esa Pregunta? ¡Nadie! Porque Nadie puede saber qué ocurrirá tras cada “quizá” que se dejó escapar, tras cada “quizá” que no se quiso coger... Porque Nadie sabe qué podría haber ocurrido... Nadie...

Porque la Vida es Coraje a cada segundo. Porque hay muchos Alguienes que no quisieron ser un simple Alguien. Porque considero que en este Mundo hay Personas Valientes que descubren estas cositas, que deciden hacer temblar el Suelo que pisan para marcar, con sus propios pasos, los ritmos que desean seguir, escuchar, crear, soñar o vivir. Para algunos no son más que estúpidos Soñadores agitando la Bandera de los que algunos consideran Utopías. Utopías... Creo en las Utopías. Porque sin las Utopías el Planeta Tierra jamás habría girado, jamás los Hombres habrían descubierto el Fuego... ¡Fuego! ¡Qué absurdo! Pensar en Seres Humanos sumidos en la Oscuridad de la Noche, esperando encontrar un Sol que brille cuando la Luna asoma sonriente. ¡Fuego! ¡Fuego! ¡Fuego!

Sí... Pienso mucho... Y mi Cerebro es un Cóctel Molotov que nunca se detiene... Que trata de desentrañar el Misterio más Peligroso y Magico de todos, ese que es Imposible de descifrar, porque tiene tantos matices como días tiene el Planeta desde su Creación...

Pero la Vida... La Vida tiene algo de Azar, Casualidad y Destino... Y, al final, la Dama De La Muerte nos acogerá en su regazo... Y, cuando eso ocurra, ¿qué le vas a decir?

Yo... Gritaré a todo pulmón: “¡Quiero ser un Espectro! ¡Y hacer trastadas en el Reino de los Vivos! ¡Dar vueltas en la Barca de Caronte! ¡Vivir la Muerte!”

Trata de aprender a respirar profundamente,
a saborear la comida cuando comes
y, cuando duermas, a dormir como un tronco.
Intenta estar vivo de verdad
con todas tus fuerzas,
y cuando rías, ríe hasta partirte de risa.
Y cuando te enfades, enfádate bien.
Trata de estar vivo.
Porque ya estarás muerto suficientemente.
Ernest Hemingway



PD: Lo sé. Soy una inmadura. Muchos dirán eso... Que nada sabe... <<Sé realista...>> Soy realista. He tenido mucho tiempo para ser realista. Para observar todo lo que sucede a mi alrededor, para ver lo que no se ve... He perdido a gente que realmente me importaba demasiado, a algunos se los llevó la Huesuda; Otros, murieron en vida; Y a otros... Simplemente se fueron, los dejé marchar, fruto de decisiones forzadas, de otras no tanto... Y no me importa ser una Inmadura. Es una de mis tantas Imperfecciones. Sé que hay gente que cree que pierdo mucho el Tiempo. Porque me cuesta amoldarme a los convencionalismos de la Sociedad, a esas típicas frases de “La Vida es así...” o “Es lo que hay...” Sé que hay gente muy cercana que nunca ha creído en mí, que, si lo ha hecho, tampoco se ha molestado en decírmelo, recalcando siempre todo lo que no hago bien... Hago cosas bien. Y soy una Inmadura.


domingo, 7 de junio de 2015

Lluvia De Premios

Hoy no me siento delante del Pc para escribir una entrada más... ¡Nope! ¡No! Hoy lo hago para escribir una Entrada Muy Especial, de esas que te hacen cosquillas en el Corazón ;)

Y lo cierto es que no sabría por dónde empezar... Aunque supongo que lo primero primerísimo es decir GRACIAS.


¡GRACIAS! 
¡GRACIAS! 
¡GRACIAS!

Porque... ¡Buah! No sé ni como responder a la Lluvia de Premios que ha caído sobre mí esta semana... Porque nunca consideré el hecho de que mis Letras llegasen de la forma que lo hacen, ni a mis Pequeñuelos Seguidores que están ahí, al otro lado, comentando, apoyándome, soñando conmigo... Porque cuando escribo... Cuando escribo creo que se diferencia muy bien qué Entradas tienen mi Esencia más pura, cuáles hablan de mis Sueños e Ilusiones, frustraciones, días malos... Y cuáles saben a reto, a superación puramente "escritoril" (Inventando Palabrejas desde siempre xDD) 

Y todo esto hace que me replantee muchísisimas cositas, como tomarme esto de la Escritura un poco más en serio, formarme un poco, abrir nuevos caminos... No sé... Para mí Escribir es Pasión, mi Pasión. Es más que una afición. Es una Necesidad. Auténtica Necesidad Por Respirar Un Oxígeno que no proviene del aire, sino de algo tan, tan, tan especial y mágico que no encontraría las frases necesarias para poder describirlo... 

Escribir... ¿Qué es Escribir? 

Dar el salto, salir del Mundo del Rol en el que me reencontré con mi Pasión y darme una nueva oportunidad en el Mundo Blogger ha sido toda una gran experiencia. Ser yo. Con todo lo bueno. Con todo lo malo.

En fin... Que me enrollo #SeSabe y tampoco quiero que esa sea mi intención, porque si hoy estoy escribiendo esta Entrada es por las Personitas que han decidido creer en mí por estos Lares... Es a vosotras a quien os dedico esto tontería ;)



Y tras el MOMENTO UNICORNIO, quiero agradecer a Oscar Ryan, Juan Guerrero y a Mendiel estos Cuatro Premios que me otorgan, porque... ¡No me los esperaba! ¡Y me hace muchísima iluuuuuu! Peeero... De ellos hablaré un poquitín más adelante, porque yo también les tengo un Regalito ^^

Premio FT
Es un reconocimiento al trabajo y al mérito de tus compañeros.

Premio Parabatais
La palabra proviene de los Parabatai, guerreros Nephilim que luchan juntos de por vida, unidos por el vínculo de la cercanía y el compañerismo. Ese es el espíritu del premio, el reconocimiento al compañerismo y a la hermandad entre bloggeros.

Premio Dardos
Reconocimiento a la creatividad, dedicación y esfuerzo por mantener el blog, así como la capacidad de transmitir valores personales, culturales, éticos y literarios.

Premio Black Wolf-blogger Award
Reconocimiento al trabajo reflejado, dedicación y calidad.


[Esto se lo he robado al post de Juan... ¡Qué lo tenía muy bien resumido!]

Perooooo estos Cuatro no han venido solos... ¡Nope! Han venido de la mano, del brazo, al otro lado del Cuerno Mágico del Unicornio del Premio BOR Litarcihis Bloguer al que he sido nominada por Julia C y sus "Palabras y Latidos" que últimamente no deja de sorprenderme.
Y no... ¡No! Julia no fue la única que pensó en mí, también lo ha hecho Felipe Rodriguez y su Contagiando Locuras  al que hace poquito que he de descubierto en la Comunidad De Relatos Extraordinarios... ¡Extraordinarios son Ellos! #SeSabe

Así que... ¡Ahora llega mi turno! 

BOR Litarcihis Bloguer es un Premio que ha sido creado por Francisco Moroz y su "Abrazo De Libro" para poder abrazarnos a todos un poco o, al menos, eso me gusta pensar a mí ;) Es un Premio Muy Muy Nuevo que está lleno de Orgullo y Mimo. 

BOR Litarcihis Bloguer significa lo siguiente: 

BOR: Blog Original
Litarcihis: Nombre de la mención. A los blogs Literarios: libros, poesía, relatos y todo tipo de escrituras fantásticas, terror, ciencia ficción...

Sobre
 Arte: Pintura, escultura, música, arquitectura, decoración, cocina, cine, teatro...

Ciencia: Biología, naturaleza, arqueología, ecología, física, matemáticas, astrología, botánica...

Historia: todos aquellos que nos hablen de nuestro pasado y recuerden con fotos y escritos todo aquello que la memoria olvida.

Bloguer: Un premio que es concebido no solo al blog, sino también al creador que se lo curra y lo maquea dándole presencia, estética y realce para que quede bonito a simple vista además de llenarlo con contenido adictivo.


Y las condiciones de dicha Maravilla son:

1- Agradecer al que te lo concede.
2- Ponerlo en lugar visible en tu blog.
3- Nominar al número de blogs que tu creas conveniente pero solo de 1 a 10  y no más, para no hacerlo engorroso.
4- Que el blog al que se lo concedes sea de tu agrado y te aporte algo a nivel personal. Indiferente el número que tenga de seguidores.
5-  Avisar a los blogs elegidos.

Teniendo los puntos 1 y 2 hechos... ¡Voy a por el 3, 4 y 5!

Mis nominados son:

En primer lugar dos no-bitácoras (ya, ya... Saltándome las reglas nada más empezar con este Nuevo Premio... Peeero... ¡Espero que se comprenda!):

  • Juan Guerrero y Manuel R.Sosa, porque son dos grandes descubrimientos muy, muy recientes, pero que me tienen fascinadas por sus Letras... 

Y ahora sí... ¡A por las Bitácoras como diría Juan! ;)


Me falta muchísísima gente y lo sabéis, pero sé que también habéis recibido este Premio, así que... ¡Solo os puedo desear que lo disfrutéis muy muchoooooooooo! 


sábado, 6 de junio de 2015

Siento Que Te Pienso... Pienso Que Te Siento

Ojalá pudiera escribirte una carta y decirte todo lo que pienso...
Ojalá...
Ojalá no te echase tanto, tanto, tanto de menos...
Ojalá no añorase tu ritmo frenético y loco, esas sacudidas que eran capaces de estremecer al Mundo, de detener el Tiempo, de hacer de la Eternidad lo más hermoso del Universo.
Ojalá...

Porque vienes y te vas. Vienes y te vas. Y te vas... Y nunca sé cuando regresarás.
Ya no suena Música, ya no retumbas contra el Pecho, ya apenas te siento.
Porque enmudeces, callas y, algunos días, ni siquiera sé si sigues despierto.
Despiertas, sueñas y te duermes. Sueñas... ¡Sueña!
Porque yo te añoro. Te añoro y te extraño. Te extraño tanto...

¿Por qué no te quedas? ¡Quédate! ¡No te vayas!
¿Crees que no lo entiendo? ¿Es eso?
Yo te comprendo. Te comprendo. No necesito explicaciones. Yo también estoy dentro.

Lo sé. Quieres volver. Saltar y hacer estallar el Cielo.
Y sé que estás asustado. Que te asusta.
Pero también sé que te armas de Valor y danzas al compás de una vieja canción.
Entonces... ¡Vuelves!
Y te quedas un rato. Un rato con forma de horas, de historias, de secretos, ilusiones y chispazos con sabor a caramelos.
Entonces... ¡Suena el “clic” metálico y fantasmal!
Y huyes, echas a correr, te pierdes entre la multitud de tus propios sentimientos.
¡No puedo retenerte! ¡No quiero retenerte! ¡No debo retenerte!
Solo puedo esperar. Esperar a nuestro próximo encuentro.

Ojalá pudiera escribirte una carta y decirte todo lo que pienso...
Ojalá...
Ojalá no me hicieras tanta, tanta, tanta falta...
Ojalá pudiera vivir sin ti... Pero no puedo.
Ojalá...

Ojalá pudiera escribirte una carta, Corazón, y decirte todo lo que pienso...
Pero no puedo. Yo soy la Mente. Se supone que yo no siento. Que solo pienso.
Ojalá pudiera escribirte una carta, Corazón, y decirte todo lo que siento...
Ojalá pudiera escribirte una carta, Corazón, y decirte no tengas Miedo.
Ojalá...

Pero yo soy la Mente. La Mente. El Cerebro. Se supone que no siento...
Y, sin embargo, te extraño Corazón. Siento que te añoro. Pienso que te echo de menos.
Siento que te pienso. Pienso que te siento.
Corazón... ¡Siente que me piensas! ¡Piensa que me sientes!

Sí... Ojalá pudiera escribirte una carta y decirte... ¡Vuelve!



Carta Del Cerebro Al Corazón