Ir al contenido principal

Futuro

Solo tenía un minuto. Uno. Ni uno más. Ni uno menos. Un minuto para explicar qué había sucedido.

¿Cómo iba a hacerlo? ¿Cómo? ¡Maldita sea! ¿Cómo?

Cada detalle, por estúpido que pudiera parecer, era primordial. Demasiado. Mucho. Y, sin embargo, debía ser conciso. Exhaustivo en sus descripciones. Y, lo peor de todo, es que no tenía Tiempo.

Tiempo. Necesitaba Tiempo. Mucho Tiempo. Y el Tiempo se deslizaba entre sus dedos, gota a gota, derramando cada segundo a una velocidad vertiginosa, espesándose en los surcos que se formaban en la arena, un intrincado mosaico escarlata dibujado bajo los restos cuarteados de su bota izquierda, que dejaban al descubierto un muñón sanguinolento. Y, unos centímetros más allá, un pie tatuado en azul zafiro, un Dragón herido, retorciéndose a través de la piel mugrienta, ¡vivo!, tratando de escapar de su jaula mágica, para proteger a su Dueño.  





La euforia estalló entre la muchedumbre, gritando, chillando, danzando al compás que marcaban los aullidos guturales del Castigador. Bajo el influjo de la Bebida Onírica, un fascinante brebaje que combinaba viejas drogas de diseño y licores afrutados, los espectadores lanzaban vítores extasiados, embriagados por la macabra melodía que un Hacha entonaba. Rabiosa y colérica, la afilada hoja metálica se bañaba en sangre, cercenando sin ningún pudor los miembros de aquel extraño Viajero que, a pesar de compartir la moda de la Época, parecía extraviado, perdido a través de una Nebulosa Temporal.

Y, de pronto, se hizo el Silencio... Un Silencio ensordecedor, azuzado por un crujido macabro de huesos rotos, astillados hasta la médula, separando, de un corte perfecto y limpio, la cabecita rubia, llena de rastas, cuentas de colores y greñas asalvajadas, de un cuerpo dorado por el Sol, protegido por un escudo olvidado en la Memoria de la Civilización, que ya no era nada. Salvo viejas Leyendas en las que ya nadie creía

¡Nooooooo! - Aterrada, con las lágrimas rondando bajo su mirada, manteniendo la compostura, aquella pose de Amazona que la obligaba a ser la más regia y altivas de las Guerreras, Sáphiro dio un paso atrás, y, después, otro, hasta tropezar contra el espejo que se situaba a su espalda. En su reflejo, un Dragón, de escamas tan, tan azules, que hasta el Cielo sentiría envidia, rompió la conexión mental con la que había sido la Alma Gemela de su jinete. - ¡Dioses! ¡No! ¡No! ¡Darion! ¡No! ¡No!

Futuro... Futuro no les había prometido eso. Les había dado Esperanza, Futuro les había prometido una cura.
Pero... ¡No! ¡Había sido un engaño! ¡Un burdo truco en el que habían caído!

Los Niños se morían, apenas resistían unos años... Y, después, la Dulce Voz de la Dama De Las Mil Caras venía a por Ellos, para llevarlos a su Reino, donde morarían toda la Eternidad.

Futuro. Así se había hecho llamar aquella extraña Turista.

“Soy Futuro y hemos oído vuestros lamentos... Podemos ayudaros... Nuestra Magia es avanzada, no hay Enfermedades, ya no sentimos, no padecemos el castigo de una mortalidad prematura...”




No era Magia. Era Tecnología. Tecnología que había ido malogrando las conciencias de los Seres Humanos, hasta convertirlos en esclavos de las sensaciones límites, pues, en un Tiempo donde las Máquinas inyectaban los sentimientos bajo las neuronas y las Dimensiones se podían traspasar con la facilidad de quien atraviesa una puerta, ¿quién no querría experimentar una Realidad extrema?
Y, entonces, rebuscando en la Historia, los Gladiadores emergieron del Pasado y, a un Pasado de otra Dimensión, fueron en busca de sus víctimas.

Futuro se hizo llamar aquella Turista... O eso dijeron los Últimos Ancianos...



Nota: Relato para el CONCURSO DE  RELATOS  "LA MÁQUINA DEL TIEMPO" de EL CÍRCULO DE ESCRITORES. 

Comentarios

  1. Un instante en el tiempo, una mujer llamada Futuro surgida de una novela de sociedades barrocas atemporales. La guerrera alza la voz de un lugar aún no alcanzado y engaña a los presentes para obsequiarles con la desesperanza de un nuevo día vacío de sentido. Una historia de marco onírico, una pieza de un monumental puzzle que solo la imaginación puede visualizar en su plenitud. Fascinante, Campanilla.
    ¡Abrazo Feroz, Compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Aiiiix!! Edgar... ;)
      Tengo la sensación de que la que estaba bajo los efectos de la Bebida Onírica he sido yo xDDD
      ¡Buah! Pasado, Presente y Futuro entremezclados en distintas Dimensiones... Es algo que me ha llamado mucho la atención desde siempre, el Tiempo... ¿Qué es el Tiempo? Si el Pasado se hace Presente, un segundo atrás ya es Pasado, y uno hacia delante, Futuro...
      Futuro... Creo que la Turista supo muy bien elegir su Nombre para Jugar a los Engaños... Fue despiadada y cruel... ¡Engaño a Dorian! Y dejó a Sáphiro sin Esperanza...
      ¡Besazooooos! ;)

      Eliminar
  2. Genial Campanilla. Me ha gustado mucho esta historia, Futuro, Turista, dragones, gladiadores, tecnología, solo en un viaje en el tiempo se podrían mezclar todos estos elementos. Y solo tu cabeza puede unirlos. Me ha encantado. Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! ¡María! *-*
      Mi Cabeza está muuuu Loca... El día que se me parta van a salir huyendo un montón de Bichejos Monstruosos (Pero altamente monosos), Dracos, Unicornios y muuuchos Guerreros y Guerreras... ;)
      Tengo la sensación de que se me ha ido la Pinza Temporal con este Relato xD
      ¡Me gusta que te guste mucho!
      ¡Besitines!

      Eliminar
  3. Me reventaste el cerebro como siempre Campanilla, pero con este buen relato estoy feliz de recoger mis sesos. Saludines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mendiel! ;)
      Me voy a tomar como un halago eso de que te reventé el Cerebro... ¡Wiki! ;P
      Nada... Es un placer hacerte explotar las neuronas... Eso sí, gracias por asegurarte de recogerlos, que no quiero quedarme sin leer tus Letras #SeSabe
      ¡Besines! ;)

      Eliminar
  4. Me reventaste el cerebro como siempre Campanilla, pero con este buen relato estoy feliz de recoger mis sesos. Saludines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: Si quieres... ¿Hacemos una tortilla de sesos? ;P

      Eliminar
  5. Tremendamente inquietante Campanilla. Muy bueno.
    Feliz jueves...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias David! ;)
      Inquieta saber que en el Futuro nadie siente... Que Futuro no tiene escrúpulos...
      ¡Lindo Jueves!
      ¡Besis! ^^

      Eliminar
  6. Ainsssss debo estar medio tonta hoy, o tonta del todo. Confieso que no comprendo el relato :(( Siempre se me dió fatal entender las alteraciones del tiempo...

    Mañana volveré a leerlo de nuevo, pero entre tanto, te dejo un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Mi madre, Campanilla!, has creado toda una mitología. Un mundo increíble, un relato fantástico. Bsos

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado este relato tan fantástico Un besito Campanilla

    ResponderEliminar
  9. Un mágico y colorido relato con elementos que solo alguien como vos podría unir :)
    Beso!

    ResponderEliminar
  10. No me lo esperaba campanilla. Me has dejado de piedra. Bien relatado, con mucha acción. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  11. ¡Muy buen relato! La manera en la que los hechos son narrados hacen que uno no pueda dejar de leer, ansioso por lo que ocurrirá en el siguiente momento.
    Pero temo que me he quedado con una duda tal que no podré ver mis programas preferidos de televisión hasta que no sepa la respuesta: ¿quién es la persona que habla al inicio del relato y ante quien necesita explicarse?
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Campanilla,
    El ritmo del relato era trepidante, buff y que miedo me ha dado. Pobre futuro!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida