Ir al contenido principal

Un Día Tontis


Ayer tuve un Día Tontis. 

Un Día Tontis es... Un Día Tontis es uno de esos días en los que, si un forense me abriese en canal, se sorprendería por lo que encontraría dentro de mi cuerpo... 

En los Días Tontis, mi sangre no es sangre. No. Mi sangre se vuelve de Purpurina, por mis venas y arterias solo hay un líquido multicolor que brilla tanto... Tanto, tanto... Que yo creo que de noche, cuando me quedo sopinstant en mi camita, brillo como el Señor Burns de los Simpsons... Un ser fluorescente, mitad marciano fosforito, mitad humana... 

En estos Días... Mis órganos vitales dejan de ser vitales y, a pesar de ello, más que morir, renazco como una Ave Fénix con las plumas más hermosas que uno se puedan imaginar... Mis órganos se vuelven de Algodón de Azúcar o, en su defecto, de Esponjitas, de esas que quemas con un mechero (Ese es uno de los dos motivos por los que tengo mechero sin fumar) y están... ¡Super ricas! El Corazón late, late más y re-late, pero con cada golpe, se deben escapar trocitos de gominolas por todos lados, porque me siento más dulce, más monosa, más Tontis... 

Los Días Tontis, mi interior es lo más parecido al interior de las Personitas que salían en “Érase una la vez la Vida...”, solo que, en vez de glóbulos rojos parlantes, virus malosos pelirrojos y botecitos de sal saltando, lo que tengo son Duendes chapoteando por mi torrente sanguino-purpurinoso, miles de Maripositas revoloteando en el estómago y más de un Unicornio brincando entre mis neuronas. ¡Un caos! Pero un Caos Tontis al fin y al cabo. 

Odio los Días Tontis. Porque me siento muy Fresa. Pero, al mismo tiempo, los amo con Locura. Porque sí, me siento muy Fresa. Muy Hada. 

En los Días Tontis, escucho Canciones Tontis... ¡No podía ser de otra manera! Las Canciones Tontis... Bueno... Me resultan especiales, me hacen cosquillas en el Pulmón Izquierdo, me llenan de Magia... Hacen que una Sensación super extraña recorra cada fibra de mi Ser, como si, de alguna manera, pudiera estar conectada con algo muy, muy importante... Muy, muy feliz... Es como si los Sueños que fabricas sin querer, se encontrasen en cada una de sus Letras... Como si todo estuviera permitido por una sola fracción de segundo... Como si todo lo triste desapareciese de un plumazo y nunca más pudiera volver...


Sí... Los Días Tontis, a pesar de que son odioso y amorosos, son muy especiales... 

Si un Día Tontis me pilla en el Cole, no puedo evitar Sonreir. No sonrío por nada en particular, sonrío porque es lo único que me apetece. Sonreír. A la Vida. A ese instante en el que estoy viva. En el que estoy disfrutando de mi trabajo como si fuera la más Enana de la clase. Sonrío porque me sale de lo más dentro del Alma. Es difícil que algo me pueda quitar la Sonrisa en esos Días. ¡Qué tonto! ¿Verdad? 

Esos Días Tontis... Me hacen mucha gracia. Mis Peques me miran como si me hubiera metido un chute de azúcar glass y nada pudiera detenerme... Bailo más de lo habitual, canto más, río más, siento más... Y Ellos gritan: “¡La Maestra tiene novio! o “¡La Maestra se ha enamorado!”, como si el hecho de tener un Día Tontis solo se pudiera deber a que el Amor te ha rozado y te ha comido, te ha atrapado entre las más lindas espirales de Love... Pero no... ¡No! Ojalá pudiera decirles: “¡¡Síiiiiii!! ¡Me he enamoradoooooooo! ¡Mi Estrella me ha encontrado!”, pero no... ¡No! No tiene nada que ver con eso... Es como algo más, algo más que nace de dentro... Y estoy segura de que, quien lo haya experimentado, sabe de lo que hablo...

Es... Es como si pudieras sentir la Respiración del Mundo, su Corazón, cada Átomo que lo conforma... Como si pudieras ser ave, gato o flor... Como si pudieras serlo Todo y, al mismo tiempo, no fueses más que una pequeña Gotita perdida en medio del Océano. Como... Si Gaia entera te hablase de que, a pesar de todos los destrozos y brutalidades que el Ser Humano comete con sus semejantes, con el propio Planeta, la Vida tuviese esa Esencia Maravillosa que se te pega a la piel como una calcomanía... Y que necesitas lucir orgullosa en tu brazo, aunque haya trocitos que se hayan quedado en el papel, aunque, con un par de duchas y jabón, poco a poco, el dibujo se vaya desvaneciendo... 

El viernes tuve un Día Tontis también. Y pocas ganas de estar en casa. Así que por la mañana me fui con Sam a ver el Mercadillo Womero... Pensaba en que, hacía exactamente un año, pasé por un momento muy jodido que no me esperaba... Un momento... Un momento a cuyo recuerdo recurro a veces, para recordarme a mí misma que nunca más volveré a ser tan estúpida, tan descuidada, tan... Tan... Tan... Para recordarme que se puede salir de la Oscuridad... Un momento en el que mi Ángel de la Guarda se hizo de carne y hueso, porque si no hubiera sido por un Personita que me salvó aquella noche (y es literal. Me salvó.), podría haberme pasado cualquier cosa mala... 

Tuve un Día Tontis. Una señal en forma de pendiente de madera perdido en el suelo que necesitaba un rescate. Un Día Tontis en el que me apetecía estar sola... Bueno... Sola, no... Con Sam, fiel Guardián Peludo. No quería tocar la Plaza Mayor. No quería despertar Fantasmas. Porque era un Día Tontis y, en este tipo de días, los Fantasmas se disfrazan con sábanas rosa eléctrico... Tampoco me parecía serio, quitarle importancia a un Hecho que ha supuesto un cambio bastante drástico en mi Vida... Sin embargo... ¿Qué le vamos a hacer? Tampoco tenía el día serio... Así que disfracé a los Fantasmas de Espantapájaros y, por la tarde, me casqué las botas de senderismo para ir a patear, para alejarme del bullicio del centro... ¡Y me encontré con Alguien que no me esperaba! Alguien que necesitaba Cosquillas en el Pulmón Izquierdo con tanta intensidad, como yo las había necesitado los días anteriores... Así que secuestré a ese Alguien durante tres horas y media... Él se desahogó, yo le expliqué cómo todos tenemos una Fuerza que nace de donde no sabemos, pero que está y que, a ella, debe sujetarse para salir del Pozo en el que se encuentra... Y llegué a casa a las 22:30 con la sensación de que mi Día Tontis había sido un buen día...

El Viernes Tontis también tuvo su banda sonora... Sabía a Lucas & Sara, sabía a esperanza, a que, en algún lugar, como tanto desean mis Peques, como yo también espero, sin esperarlo, a la espera de que se produzca sin querer, queriendo... Mi Estrella aparezca, como aventuró la Gitana que me leyó la mano, el fin de semana pasado en Sevilla, entre mi sonrisa escéptica y el anhelo de que, en mis Días Tontis, pueda sentirme más que nunca, pueda seguir mi rastro... 



Hoy... Hoy no es un Día Tontis. Es un Día Raro. De esos en los que echo de menos a esa Personita que aún no ha llegado... De esos en los que tengo las Emociones tan a flor de piel, que se transparentan y se ven a lo lejos... De esos en los que escucho esta Canción y siempre la detengo antes de que llegue al Final, porque la siento muy dentro, salvo las últimas Palabras, que, para mí, no dicen nada, porque a mí no me vale cualquiera...

Canción Para Nadie... Canción para Él... Para mi Estrella... 


Descubrid  quienes sois, cómo sois y de lo que sois capaces de hacer... Y que no os dé vergüenza que el Mundo os conozca... ;)



Comentarios

  1. ¡Queremos mas días tontis! Como me he sentido representada. Aunque yo ya tengo mi Estrella. Pero por lo demás me encantan esos días, esos días en los que la sangre se vuelve purpurina. Me encanta llevar la sonrisa tonta en la cara. Y si, a veces sacamos la fuerza que teníamos tan escondida que ni siquiera sabíamos que la teníamos. Me ha encantado. Un besillo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Los Días Tontis son tan... Tan... Asjdjfndjfdnf ¡Sería la única forma de definirlos! ¡Y eso que son muy difíciles de explicar! Porque son Días que se sienten hasta la Médula del Alma, como ya sabes... *-*

      ¡Espero que tu Estrella te cuide muy mucho! ¡Y que tu cuides muy mucho también a tu Estrella! Porque tenéis todo un mega Universo con dos Estrellitas más Peques que tienen que experimentar que son los Días Tontis a vuestro ladito ;3

      Las Sonrisas Tontas son lo mejor. Son super tontas. ¡Pero molan un gran puñado! La gente se queda como O.o cuando te ven por la calle... ¡Y a mi me entra la risa! ¡Porque no creo que comprendan que tengo un Día Tontis! O tal vez sí... Pero hace mucho que no viven uno...

      ¡Sipi! ¡Sacamos Fuerzas de los Rincones más perdidos! ¡Es grandioso!

      ¡Muchoooos Besotes, María! ;)

      Eliminar
  2. Pues si eres capaz de tener 365 días tontis al año, serás la persona más feliz del mundo con diferencia. Sigue así, me encanta ese universo que nos enseñas en tus letras que no es más que ese universo que vive en ti. Por cierto, la canción de Brave, la escucho muy a menudo, la llevo en la lista de reproducción cuando salgo a correr...también soy un poco tontis!!! Besos Campanilla!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Capitán! *-*

      ¡Ay! ¡Ojalá! Ojalá pudiera tener 365 Días Tontis... Aunque yo creo que, de tenerlos, me volvería super mega insoportable xDDD Todo el día bailando con Unicornios imaginarios, o saltando cuál Duendecillo puesto de azúcar hasta las trancas... ¡Creo que no me soportaría ni yo! xDDD

      Pero sí... Tengo mis Días Tontis. Muy tontis. Y no los cambio por nada.

      ¡Brave! ¡Aaaaaixxxx! Es que... Es que... Es tan... Tan... ¡Épica! ¡Tan revolucionaria! ¡Tan todo! ¡Qué hay que tenerla muy cerca para cuando más se necesita un chute Energía! *-*

      Me gusta que seas un poco Tontis #SeSabe ^w^

      ¡Besoooootes! ;)

      Eliminar
  3. Como nos tienes acostumbrados a esa genialidad de introspección humana impregnada de maravillosa fantasía. Un aplauso a esos días tontis y a la autora de este fantástico texto.
    Abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh! ¡Edgar! *-*

      Yo morir de vergüenza con tus Palabras. Y tener que hablar como los Indios de las Pelis. ;P

      Yo que sé... Escribo lo que me sale de dentro cuando reflexiono... ¡Exploto el Universo! ^w^

      Así que... Solo darte las asias de todo Corazón por querer compartir, al leerme, mis Días Tontis...

      ¡Besucooooos Amigo! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida