Ir al contenido principal

Proyecto Assassin´s I

Conocía cada marca, cada huella impresa sobre la piel de Baltar. Sin mirar, incluso con los ojos muy, muy cerrados podía trazar el mapa de su cuerpo con la punta de sus dedos. Nunca lo había tocado. Nunca lo había tocado más allá de lo estrictamente necesario. Ni pensaba hacerlo. Sin embargo, aún con miles y miles de capas de telas envolviendo su anatomía, sabría señalar el punto exacto en dónde las cicatrices se habían quedado grabadas para siempre, contado Historias que su Dueño no deseaba revelar.

No olvidaba nada. No olvidaba nunca. Era su Secreto, una habilidad que se convertía en Pesadilla, una Pesadilla que se volvía Don, un Don al que acudía cuando trataban de lastimarla. Memoria Eidética. Memoria que la había hecho meterse en más de un lío, que la había salvado de mucho otros. Pero no en el que se encontraba en aquel mismo instante. 

Como una niña pequeña, Kalena se abrazó las rodillas, apoyando la espalda contra el tronco de un árbol, acomodándose en la rama más alta que había encontrado, manteniendo una posición que, finalmente, la llevaría al desequilibrio sí o sí.

Su cabecita se cayó de cansancio, permitiendo a su frente estamparse con delicadeza contra las rodillas. Veloz, la larga melena azabache ocultó las piernas, mimetizándose con la Oscuridad, transformándose en la Sombra en la que se suponía se debía convertir.

Solo necesitaba un segundo. Uno solo. Un segundo para respirar, para pensar, para quejarse en la intimidad que su Orgullo no le permitía mostrar delante de su Maestro. Músculos que no sabía que existían, habían decidido morderle la piel, agujetas que parecían diminutos alfileres, clavándose sin compasión. Movimientos que deberían ser gráciles, hábiles y delicados, se volvían lentos, patosos y brutos con cada punzada de dolor.

Nunca ninguna protesta se escapó de su garganta. Sin embargo... Sin embargo, aquella noche había aprovechado una distracción para correr. Y corrió a través del Bosque. Corrió hasta que los pulmones estallaron dentro de su pecho y la falta de aliento la forzó a detenerse. No sabía si el despiste había sido fingido o no, aunque... ¡Poco le importaba! Era demasiado consciente de que, tarde o temprano, debería enfrentarse al escrutinio de su intensa mirada esmeralda, amparada por aquella boca que sentenciaba y condenaba con muy pocas palabras.

Su lado más Rebelde, que se negaba a ser domado, había explotado como una gran Supernova, llevándose al Infierno todo el dominio que había logrado mantener sobre él, durante los dos últimos meses.

¿Por qué seguía soportando aquella tortura?

Fácil. Sencillo.

Quería aprender. Necesitaba aprender.

Necesitaba a Baltar.

Excepto esa noche. Esa noche lo único que deseaba era doblegarle. Ser como Él. Darle una maldita lección. 
Pero aún no sabía cómo y su cuerpo tampoco estaba por la labor de acomparñarla en semejante proeza. Locura. Ambas.

- ¿Cómo Diablos hemos llego aquí, Kalena? - La voz salió en un débil susurro, muy bajito, como si temiese que el búho que la acompañaba pudiese descubrirla ante Baltar. Kalena apretó los párpados con fuerza, tratando de ignorar los latidos que se agolpaban en su sien izquierda, como si el Corazón hubiese decidido abandonar su pecho para instalarse bajo los huesos del cráneo, donde nadie pudiera encontrarle. - ¿¡Eh?! Deberíamos estar en París...

¿Cómo había llegado allí?

Fácil. Sencillo.

Huyendo...

Huyendo de... También era un Secreto. Una Verdad que tenía grabada sobre su delicada piel, oculta por los moratones que habían escondido diminutos puntitos de un púrpura muy intenso. Lunares violáceos que ningún Hombre había descifrado jamás.

Huía. Sí. Huía de París. Azuzada por un Coraje impetuoso y díscolo, que impulsaba a su adrenalina a luchar contra el Miedo. A la carrera, a la desesperada, descalza y con un camisón desteñido en sangre, rasgado allí, donde una hoja metálica y poco pudorosa, había decidido hincar el diente. Sangre. Su sangre. La sangre de otros.

Huía. Huía cuando consideró que, atacar a un viajero que se aseaba en el río, por la espalda, utilizando la espada del Caballero que había terminado con la vida de su Madre, que a punto había estado de terminar con la suya propia, para robarle el caballo, era buena idea.

Y lo hubiera sido. Sí. Quizás si ese viajero no hubiera sido Baltar, lo habría sido. Pero no lo fue. No fue buena idea.

Así que mintió. Mintió con un descaro impropia en Ella, para protegerse, para salvarse. Mintió y se inventó una Historia, trazando una red de imágenes que había captado en los suburbios de la ciudad, cuando la Curiosidad era más fuerte que el sentido común, cuando hacía visitas a alguien muy especial. Alguien que se había comportado como el padre que nunca tuvo, como el Caballero que yacía con su Madre, mientras se suponía que Ella dormía. 

¡Oh! ¡Pobre huerfanita! ¡Pobre pequeña! ¡Huyendo de los abusos de un rico noble! ¡Pobres veintiun años! ¡Desperdiciados bajo las malas influencias! 

Venganza. Eso quería. 

Por eso necesitaba hacerse fuerte. Necesitaba a Baltar. Y lo necesita mucho.

<<En la Venganza siempre el más Débil es el más Feroz>>



Nota: "Proyecto Assassin´s" es un experimento que acaba de nacer, una Historia de esas que se escriben improvisando, sin querer queriendo, en colaboración con J.C Sánchez. ¡Espero que os guste!

Comentarios

  1. Genial relato, con ganas de más me quedao, esperando continuación. Me has dejado pegada a la pantalla del ordenador, buscando las razones, esperando más palabras. Así que aquí me quedo, esperando. Un besillo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡María!
      Baltar... Baltar ha puesto a Kalena en una situación complicada... Hoy si tengo un Pc a mano pincho lo próximo, con un poquitín más sobre la misteriosa Historia de Kalena... Las apariciencias engañan... ;P
      ¡¡Besiiiiis!! ;)

      Eliminar
  2. Fascinante historia la de Kalena y Baltar, digna de una nueva rama de Assassin's Creed, un inicio tremendo, una protagonista con mucha profundidad, con un pasado incrustado en su cuerpo y en su alma, camino de una irremediable venganza. Apasionante lectura.
    ¡Besis feroces Campanilla! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venganza... Sí... Kalena necesita venganza, pero... ¿Podrá Baltar encauzar a su Discípula? ¿Será capaz de transformarla en Asesina?
      ¡Jum! ¿Quién sabe? ;P
      Debo decir que me hace mucha ilu este proyecto, me ape mogollón darle vida a Kalena, indagar en un psique y en su Corazón...
      ¡¡Besicus Enormes Edgar!! ;)

      Eliminar
  3. Fascinante realto, y más si está hecho a dos manos. Habrá segunda parte...mucha imaginación hay por estos lugares. Besos Campanilla!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Capitán!! *-*
      Habrá segundas, terceras (ya están las dos ^^), cuartas... Y todas las partes que hagan falta... *-*
      ¡Me hace mucha ilu comenzar un reto así! Necesito superarme a mí misma ;)
      Kalena y Baltar... Me da a mí, que van a darse mucha caña mutuamente #SeSabe
      ¡¡Besicuuuuuus!! ;)

      Eliminar
  4. Estupendo relato con tu sello personalísimo a cada renglón, Campanilla!!. Reconozco que no todo lo he entendido, pero la curiosidad que has sabido despertar en mí como lectora, será el acicate para continuar la historia y llegar al final del argumento completo. Estoy deseando saber más!!
    Enhorabuena, está escrito con verdadera maestría y unas imágenes maravillosas :)
    Un super abrazo, que tengas feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Julia!!
      Me da a mí que nunca me voy a poder separar de mi sello ;P Retuerzo tanto las Palabras, que luego me pregunto si se entenderá todo lo que quiero decir xDDD Pero... ¡Arg! No sé hacerlo de otro modo ^w^
      Bueno... Ya has visto un poco más de Kalena en "Constelaciones", muchos secretos se esconde dentro de ella, en su piel y Alma... ¿Qué ocurrirá? Puuues... No lo sé ni yo ;P
      ¡¡Besitooos!!

      Eliminar
  5. Jo ! me dije al bajar de la azotea,voy a leer un poco ya que la verdad sincero te soy no me gusta mucho los libros y bueno,pero así también te digo que bien esa historia que bien podría ser cierta en tantos casos,la vida verdad? y bien para no cansar buenos escritos como digo yo,me a gustado,un saludo y feliz tarde de este Domingo Campanilla.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros... Personalmente, soy una amante incondicional de la Lectura (hasta la de los botes de champú si nos ponemos xDDD), pero me alegra mucho que esta Historia te despierte el gusanillo de leer, es para mí todo un orgullo ;)
      ¡¡Besines!!

      Eliminar
  6. Apasionante inicio para una historia de sangre y venganza que promete. Un personaje con muchos matices, muy bien construido. Me gustó mucho como narras lo que sucedió con ella, como de pasada, haciéndonos ver lo que ha vivido, el por qué de su motivación, de su entrenamiento.
    Y hay otro personaje interesante, un maestro del cual queda mucho por descubrir.
    Una narración brillante, intensa y como dije, apasionante, que deja con ganas de saber más de esta joven...
    Un abrazo, Campanilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ricardo!!
      Sangre, venganza, enigmas... Te diría que Kalena va más allá de la simple venganza, pero prefiero que lo vayas descubriendo por ti mismo, como lo iré descubriendo yo misma ;P
      Kalena... ¡Va a dar mucha caña! xDD Quiero que sea un Pj con una personalidad muy, muy... Feroz ;)
      Baltar... Baltar no sabe aún a quién ha elegido como discípula... ¡¡Sorpresa!! ¡¡Sorpresa!! ^w^
      ¡¡Asias por acompañarme en esta aventura aún por crear!!
      ¡¡Besitos!! ;)

      Eliminar
  7. De que manera especial escribes,wao Campanilla :)
    feliz dia reina !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida