Ir al contenido principal

Frágil

Te pediría que vinieras. Esta noche. Aquí.

Te pediría que me abrazases fuerte. Muy fuerte. Hasta que mis huesos atraviesen tu cuerpo, fundiéndose con tus costillas, bajo la piel.

Te pediría esconderme en tu pecho, en un huequito detrás del Corazón, donde Nadie pueda verme llorar.

Te pediría...

Te diría que hoy me siento chiquitita y desprotegida.

Te diría que me he quitado la Armadura y me veo las cicatrices.

Te diría que me siento Princesa y sabes cómo odio sentirme FRÁGIL y débil.

Te diría...

Soy una Guerrera.

No me hagas pedirlo, no me hagas decirlo.


Comentarios

  1. Pedir protección pero no mostrar fragilidad es muy difícil. A mí me ha pasado luego de mis problemas de salud. Todo lo podía hacer, nada me detenía hasta que de pronto y como dices me sentí sin ese escudo y quedé desnudo. Entonces no me quedó mas remedio que pedir ayuda. Me he sentido muy identificado con tu escrito amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Jorge... Espero que tus problemas de salud, si no se han ido, que hayan remitido muy mucho y te puedas poner buenino ;)
      Lo cierto es que sí... Odio necesitar que me protejan, odio sentirme frágil... No soporto mostrar ese Lado, no suelo dejar que lo vean... Pero a veces se me escapa... Y no quiero que nadie lo sepa, que lo sepan sin saberlo...
      Me quedo sin Protección, me pongo la Armadura... Todo callan...
      ¡Muchos Besitos, Amigo! ;)

      Eliminar
  2. Ayyyyy cuando queremos que vengan y nos abracen sin pedirlo. Cuando queremos que nos den amor sin decirlo con palabras, que se den cuenta de nuestros sentimientos sin tener que nombrarlos en voz alta. Un besillo guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí... Yo lo grito, lo pido a mi manera, sin pedirlo, sin decir que lo pido... Pero no se escucha... Quizás sea porque no soporto sentirme Princesita y, en cuanto lo hago, corro a por mis Escudos de Amazona...
      En fin... Es lo que hay... ;)
      ¡Besines for you, María!

      Eliminar
  3. Todos alguna ves nos vemos frágiles, y los que se creen frágiles tienen alma guerrera aunque no lo sepan, y los guerreros alma de princesita. Y yo te veo como tu acertado sobrenombre, una princesa feroz, una campanilla feroz. Preciosa reflexión en bella envoltura. Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Capitán Luna! ;)
      Es complicado muchas veces se sentirse fuerte... Mis momentos de fragilidad me parten y me dan muchísima rabia, aunque formen una parte muy importante de lo que soy... Pero, bueno... Luego, subo escudo, apunto la lanza y me tiro de cabeza contra la batalla... ¡Honor! ;P
      ¡Muchos Besis! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida