Ir al contenido principal

Y Me Mordí La Voz...


Y me mordí la Voz.
Y los susurros sangraron, dejando tras de sí las Huellas de un Silencio perdido y alocado...

Y me mordí la Voz.
Y ya Nadie escuchó las Letras Soñadas, acorraladas en la garganta...
Sí... Lo cierto es que me mordí la Voz.

Me mordí la Voz...
Me mordí la Voz y las Sílabas Mudas se rebelaron... 

Sí... Una vez me mordí la Voz.
Una vez...
Y con una vez fue suficiente. 



Para todos los que alguna vez se quedaron En Silencio y se mordieron la Voz... Para que no lo hagan, para que no se traguen el Dolor... 

Para ti, que me regalaste una Canción y me diste Fuerzas... Porque siempre seremos dos Locos que jugaron a ser Guerreros, en un viejo local de ensayo, armados de palos de fregonas que imitaban espadas... 


Comentarios

  1. Precioso, poético, muy sentido Campanilla! Un abrazo amiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Aiiiiix!! ¡¡Muchas gracias Edgar!!
      ¡¡Nada de morderse la Voz!! ¡¡Ni la escrita, ni la hablada!!
      ¡¡Besitines!! ;)

      Eliminar
  2. Muy bello tu poema, Campanilla! Emotivo. Nunca te muerdas la voz.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Federico!! *-*
      Escrito desde el Alma...
      Y no... Nunca me morderé la Voz...
      ¡¡Besis!! ;)

      Eliminar
  3. Nunca deberíamos acallar nuestros sentimientos, nuestra voz debería salir libre y fuerte.
    Si nos mordemos la voz, podemos acabar muriendo por dentro.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay mucho más que decir Josep... Porque estoy totalmente de acuerdo contigo... Si nos callamos, si dejamos que todo se enrede en nuestro Corazón y nunca tenga Voz, nos pudrimos por dentro de forma lenta... Y finalmente, ya no escuchamos ni nuestros propios susurros...
      ¡Gracias por leerme!
      ¡Besines! ;)

      Eliminar
  4. Prometeme que nunca te morderás la voz!!! ni las letras. Genial, me ha gustado esa frase ...me mordí la voz, esconde mucho significado ahí detrás. Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Capitán Luna!! ;P
      ¡¡Prometido queda que nunca me morderé la Voz!! ¡¡Ni las Letras!! ¡¡Qué gritaré si fuese necesario!! ¡¡O que pintaré las paredes para plasmar Letras!!
      ¡¡Ay!! Tu comentario me ha llegado al Corazón... Y sí, hay mucho detrás de ese "Me mordí la Voz..."
      ¡¡Gracias!!
      ¡¡Besineeeeees!! ;)

      Eliminar
  5. Solo tú conoces el pleno sentido de tus hermosas palabras, Campanilla, pero esa dedicatoria ya nos da pistas y nos hace sentirnos parte de ella. Todos nos hemos mordido la Voz, y los Labios, y las Ganas de gritar alguna vez... que no suceda más!! :)

    Gracias por regalarnos tus ánimos y tu emoción por expresar/te siempre.

    Besitos de noche, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sois parte de todo esto, Julia... Lo sois mucho más de lo que os podríais llegar a imaginar...
      Y os agradezco con lo más profundo de mi Corazón, todos vuestros comentarios, todo ese apoyo invisible que me dais siempre...
      Yo nunca he sido de Morderme la Voz... Y la única vez que me la he mordido... En fin... ¿Qué decir?
      Decir que se acabó, que no hay que morderse los Labios (A menos que sean por un buen y feliz motivo ;P), que hay que gritar...
      ¡Gracias a ti, por estar al otro lado!
      ¡¡Besis de Martes!! ;)

      Eliminar
  6. Ohh! Precioso Campanilla, gracias por la dedicación porque yo una vez quise decir...quise decir tantas cosas que se quedaron en un simple quise :) Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Ana Lía!! *-*
    ¡¡Gracias!!
    Pues que no se vuelva a repetir... ;) La próxima vez que quieras decir algo, ¡dilo! ¿Qué es lo peor que te podría pasar? ¿Qué dejen de hablarte? No... Hay que dejar los quise en la orilla, al otro lado de nuestros Sentimientos, para que esto tengan Libertad...
    ¡¡Besazoooos!! ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida