Ir al contenido principal

Lila, Pecas y Gominola

Un rastro de diminutas huellas infantiles, hormiguitas con forma de manita de un verde muy intenso, marcaban un caminito a través de la pared desconchada del callejón. Regueros esmeraldas se filtraban a través de los ladrillos, llorando, aunque nadie hubiese podido determinar si las lágrimas acrílicas eran de Tristeza o de Alegría.


Traviesa y curiosa, la Pequeña siguió su propio Camino de Baldosas Amarillas al ritmo de una dulce nana, una melodía que temía olvidar y que repetía como una oración en su Mente, para retener a su Mamá dentro de su Corazón. 

 ¡Mira! ¡Gominola! – Un susurro muy bajito se entremezcló con el viento, ocultando la voz de Pecas, haciéndola solo audible para el cervatillo que la seguía a todos lados. Las botitas de lona, una morada y otra azul cielo, se detuvieron al final del pasillo oscuro, mientras sus dedos, nerviosos y juguetones, arrugaban el tul fucsia de su tutú de bailarina. - ¡Una niña! ¡Es una niña! 

Gominola arrugó su naricilla, ladeando ligeramente la cabeza, atenta a las palabras de la Pequeña, como si  con aquel extraño Fin del Mundo, hubiese aprendido el Lenguaje de los Humanos. Graciosa, sacó la lengua y se relamió, pensativa, dispuesta a romper la Timidez Silenciosa que separaba a Pecas de la Niña que observaba la Ciudad subida en lo alto de un tobogán.

 -  ¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! – Una sonrisa sincera iluminó el rostro de Lila, una expresión de lo más divertida y risueña. Había visto a la Pequeña y al Cervatillo hacía días, deambulando por el centro comercial, pero tuvo Miedo de acercarse. Tanto Miedo como suponía que tenían aquella extraña pareja de aventureros. - ¡Me has encontrado!

Un estruendo rasgó el Cielo, miles de culebrillas eléctricas se entrelazaron unas con otras, haciendo explotar la quietud que el Sol de Primavera había traído consigo aquel Amanecer. Ya no había azul en el firmamento, el color se había desgarrado en rosas, violetas y aguamarinas, una Aurora Boreal tan hermosa, que parecía irreal, sacada de un Cuento de Fantasía o dibujada por un Artista Enloquecido. Y las Noches… Las Noches eran un espectáculo de pirotecnia, Estrellas que explotaban y se deshacían en lágrimas de arco-iris y fuego.

 -  ¡Corre! ¡Vamos! – Como una lagartija vivaracha, disfrazada de Monstruito, ocultando su cabecita rubia con una capucha de pelo naranja, ojos saltones y una par de cuernos forrados con brillantina, la Niña bajó del tobogán y echó a correr hacia la Casita de Té. - ¡Vamos a jugar!

El Último Día… El Último Día fue el Primero. El Primero de muchos otros Días.

Hastiado y cansado de aquella Humanidad sin escrúpulos, Lucifer se saltó las reglas establecidas. Otra vez. Todos lo consideraban perverso y cruel, nunca nadie se había parado a pensar que su Deber era horrible y, sin embargo, necesario. ¡Castigaba el Mal! ¡Y Dios juraba y perjuraba que incitaba a los Hombres al Pecado! ¿Quién les había dotado de Libre Albedrío? ¿Había sido Él? ¡No! ¡Había sido Dios!

Y sonrió. Lucifer sonrió al contemplar desde su Trono Celestial cómo, bajo un tejado de plástico rosa, Lila y Pecas entrelazaban sus manitas, decorando su piel de verde, afianzando una Amistad sincera, que solo se podía dar gracias a la Inocencia de los Corazones Puros. Sin adultos corruptos, aún había Esperanza para la Humanidad. Aún se podía arreglar el estropicio de un Dios que había dejado a sus Hombres solos… Lamentaba los daños colaterales, aquellas Almas Buenas a las que había obligado a dormir para toda la Eternidad… Al menos, como regalo de consolación, había creado un nuevo Paraíso.

¿Qué tal le iría a Dios en el Infierno?


Nota: Relato para el CONCURSO DE RELATOS "LA ÚLTIMA NOCHE DEL MUNDO" de "EL CÍRCULOS DE ESCRITORES".

Comentarios

  1. Una nueva creación comenzada por el mismísimo diablo en persona, borrón y cuenta nueva para la humanidad y unos niños encargados de la tarea de comenzar desde cero. Una idea muy original del fin del mundo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jorge! ^^
      ¿Por qué no? Supongo que Dios no le dejó participar cuando realizó la suya... ¡Era su turno! ;P Sacó su lado desconocido, más dulce y tierno, sin perder ese toque de perversión, para darle una nueva oportunidad a la Humanidad...
      ¡Gracias por leerme! ¡Y por el comentario!
      ¡Besicos! ;)

      Eliminar
  2. Ohhh !!vaya imaginación cruda!niña blasfema!...te felicito por tanta inventiva ,muy creativo y bien pintado...me encanta,te dejo besos!

    (Mis creencias no son venda para apreciar la fuerza de la imaginación)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ady! *-*
      Lucifer... ¡Ay! Lucifer... Sentado en su nuevo trono... Dejando ver un lado que ocultaba entre los Fuegos del Infierno... ;P
      Pierdo mis Tornillos cuando me pongo a escribir, blasfemo un poco y creo un Nuevo Mundo... ¡Qué se le va a hacer!
      Me fluyen por las venas Ideas muy Locas...
      ¡¡Besines Amiga!! ;)

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡¡Muchas Gracias, Akuma!! ¡¡Por leerme!! ¡¡Y por comentar!!
      ¡Besis! ;)

      Eliminar
  4. Ay! Campanilla! Gran cambio de papeles. Un relato muy dulce para darnos ese pedazo de giro. Brutal mocina. Te mando un dulce beso de piruleta que me acabo de comer :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ana Lía! ;)
      ¡¡Aaaaaiiiiixxxx!! La Vida es como una Lenteja, o la coges o la quemas... ;P Y eso debió pensar Lucifer... Antes de mandar todo al carajo y hacer un Apocalipsis de Muerte y Destrucción, sacó al Niño Tierno que llevaba dentro y sonrió con dos Peques jugando en una casa de té...
      ¡¡El Mundo se ha vuelto Loco!! ¿Qué será lo próximo? xD
      ¡¡Besines!! ;)

      Eliminar
  5. Este es sin duda un Fin del Mundo diferente a cuantos hemos visto o leído, y también mucho más amable!! Desbordas colorido y dulzura en una historia que debería ser tragedia, y ahí está tu mérito y la genialidad de tu imaginación. Enhorabuena, me ha encantado!!

    Un besillo nocturno :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ay!! Julia... El reto estaba muy, muy complicado... Lo que he leído ha sido genial y mis Musas se pirraban por algo más tierno, más dulce... Pero tampoco quería perder ese punto de Oscuro Enemigo que arrasa con todo... Al final y sin esperarlo, Lucifer se escapó del Averno, destronó a Dios y se puso a comer chuches en su Trono Celestial para festejar el Nuevo Comienzo del Mundo...
      ¡¡Me alegra mucho que te haya encantado mi "Ida de Pinza"!!
      ¡¡Besitos!! ;)

      Eliminar
  6. Un fin del mundo con un giro muy original. Me gustaron mucho las imágenes multicolores que describes.
    Muy bueno, Campanilla. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Federico!!
      Las Musas exigían un Fin del Mundo con toques Dulces y Fantásticos... Y los colores entremezclados siempre me resultan mágicos, fascinantes... Imaginar abrir la ventana y ver un Cielo al estilo de una Aurora Boreal cada día... ¡Debe ser maravilloso! *-*
      ¡¡Gracias por leerme!!
      ¡¡Y por comentar!!
      ¡¡Besines!! ;)

      Eliminar
  7. Hola Campanilla Feroz

    Muy bello y tierno relato, con final sorprendente.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Lucia!!
      ¡¡Muchas gracias!! ¡¡Por el comentario!! ¡¡Y, especialmente, por leerme!!
      ¡¡Besitines!! ;)

      Eliminar
  8. Muy bueno ese cambio de roles, Campanilla! En verdad es el propio Lucifer el que se encarga de castigar a las almas pecadoras, muy buena reflexión.... a ver qué tal le va con este change jejeje
    Un besito, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Guapita! ^^
      Es un tema que siempre me ha resultado de los más interesante... Ese juego de poder entre Dios y Lucifer, esa eterna lucha de poder entre Bien y Mal... De ahí el giro, fruto de mis propias reflexiones...
      ¡¡Me alegra que te haya molado!!
      ¡¡Besis!! ;)

      Eliminar
  9. ¡Qué original, Campanilla!, un Génesis reescrito por el Diablo. Un Lucifer que ama al hombre. Muy, muy bueno. ¡ Qué peaso escritora nos estás resultando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Fernando! ¡Jum! Acaso... ¿Acaso dudabas que no fuera una peaso de escritora? xDDD
      Ñe... Bromas a un lado... Dentro de la Literatura, siempre me ha fascinado la figura de los Ángeles Caídos, de Lucifer, Demonios, Diablos y demás elenco surgido de la Oscuridad... Y lo que es más, siempre me ha gustado explorar ese "lado humano" que podrían tener... ¿El resultado? ¡Este! ^^
      ¡¡Besines!! ;)

      Eliminar
  10. Desde luego, tienes una imaginación brutal, Campanilla. Un nuevo génesis... creado por el demonio. Tal vez sea mucho mejor que el creado por Dios. Muy buena narración. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Aiiiix!! ¡¡Ricardo!! *-*
      ¡¡Imaginación Brutal!! Me gusta, me gusta eso mucho... #SeSabe ^^
      Tal vez... Visto todo lo que ha hecho Dios... Supongo que todo sería probar... Quizás nos sorprendería ver a un Lucifer tan tierno, jugando al "corre-que-te-pillo" con los Peques...
      ¡¡Gracias por echar un rato y leerme!!
      ¡¡Besines!! ;)

      Eliminar
  11. Es increíble lo mucho que hay de original en este texto. Los colores, el contexto y la idea de que Lucifer tome el control. Es como, tu ya tuviste tu oportunidad Dios y la fastidiaste ahora es mi turno.
    A mi parecer muy bien traído. Me gusta como ves el mundo Campanilla y su final aun más.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Aiiiixx!! ¡¡Muchas gracias Agustín!! Lo primero por pasarte, dejarme un trocín de tu tiempo y leerme... *-* ¡¡Se agradece mucho, mucho!! Y lo segundo... Lo segundo por tu comentario... ¡Ay! ;)
      ¡Exacto! Es algo así. Dios tuvo su gran oportunidad de hacer de este Mundo un lugar mejor... ¡Pero no lo logró! Así que es un "¡Quítate! ¡Que voy a hacer explosionar el Universo!" ;P
      Y mi visión del Mundo... ¡Es propina y personal! #SeSabe ^^
      ¡Besines! ;)

      Eliminar
  12. Saludos, buen relato, muy creativo. Una visión del bien y el mal como al revés, Siempre parece más fácil culpar a Dios o al Diablo. Corazones puros como Lila y Pecas no requerirían buscar culpables, pues todo depende de lo que se es y hace. Éxitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mary! ;)
      ¡Muchas Gracias! ¡Por pasarte por estos Lares de Locura! ¡Por leerme! ¡Y por el comentario!
      Pues sí... El Mal y el Bien son conceptos tan y tan relativos... No pueden existir sin su contrario, se mezclan, se confunden... Lo que una vez estuvo Bien, quizás otras, está Mal... Y viceversa...
      Supongo que Lucifer también se merecía su oportunidad... ;P
      ¡Besis! ;)

      Eliminar
  13. Lila y Pecas se toman la píldora roja de Morfeo, viajan al país de las mil Maravillas, visitan el infierno y resuelven un nuevo paraíso... Excelente relato Campanilla, una gran taza de imaginación y mucho en lo que pensar...
    Un fuerte abrazo amiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lila y Peca... ¡Esas dos Pequeñas son Amor! ¡Correteaban por mi Cabecita! ¡Necesitaban un Nuevo Mundo que explorar! Así que... ¿Por qué no dárselo? ;)
      Además, ya sabes... Hasta el más Pequeño puede cambiar el curso de la Historia... Y, por supuesto, enternecer a Lucifer...
      ¡Gracias por este ratico que echas en leerme, Edgar! ¡De Corazón!
      ¡Besitines! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida