Ir al contenido principal

El Coleccionista De Barbies

 <<Dum-Lup>>, <<Dum-Lup>>, <<Dum-Lup>>.

Encabritado, arrítmico y frenético, el Corazón golpeó contra la caja de huesos que lo protegía, retorciéndose de dolor, buscando la manera de escapar del pecho de la Princesa.

Rabiosas y asustadas, las uñas de purpurina fucsia se clavaron con vigor sobre el terciopelo morado, arrancando la delicada tela que conformaba su lecho de Bella Durmiente.

Agónico, un aullido reverberó en las cuerdas vocales, acariciando la garganta con ferocidad, lamiendo el paladar… Hasta rebotar contra los finos hilos de oro, suturas delicadas, que mantenían sus labios sellados.

Regia y Eterna, la Dama de la Muerte se removió inquieta, acomodándose sobre la lápida que le servía de asiento.  Con mimo, sus delicadas manos rozaron el pergamino teñido de Tinieblas que descansaba sobre su regazo, amparado por un vestido de un blanco tan inmaculado que, más que la Huesuda, parecía una Virgen Celestial.

El nombre. Aquel nombre. Su nombre.

Su expresión se entristeció, sin perder aquella extraña dulzura que la acompañaba, que le devolvía la Juventud, alejando de su rostro los gusanos que, al observarla de cerca, se transparentaban a través de su piel nívea.

Aquel nombre no estaba en la Lista, en su Lista de Almas. No. Aquel Nombre no estaba. Y, sin embargo, pronto, demasiado pronto, tendría un hueco en el Más Allá.

Desnudos, los pies se hundieron en la verde hierba, tratando de escuchar el <<Dum-Lup>> que se apagaba bajo la tierra, latidos que se estampaban contra la tapa de pino, golpeteos que tenían prohibido salir de su ataúd, de su Última Morada.  

No. Aquel Nombre no estaba en la Lista. Pero tampoco lo había estado el de la Sirenita, el de la Cenicienta o el de BlancaNieves. Una vez más, las letras se dibujarían con Polvo de Estrellas sobre el pergamino, recordándole que El Coleccionista de Barbies seguía jugando con sus muñecas de carne y hueso, torturándolas y despojándolas de su Yo, obligándolas a ser juguetes en manos de un Psicópata con aires de Príncipe Azul.

El <<Dum-Lup>> se perdió unos segundos después, amortiguado por el Silencio y la Oscuridad. Sus últimos ecos dibujaron una sonrisa tímida e infantil en el rostro de la Dama, encandilada por el último Nombre que acaba de aparecer en la Lista, bajo las palabras brillantes de la Bella Durmiente, como un regalo especial de las Moiras, Hilanderas del Destino.

Un nombre. Un nombre que destacaba con letras escarlatas.

Un nombre. El nombre.

Príncipe Azul.

Amparada por su nuevo séquito de Guardianas Reales, la Huesuda se echó a reír.


La Venganza sería cruel. Adictiva. Terrorífica. 


Nota: Relato para el CONCURSO DE RELATOS "DEL MÁS ALLÁ" del Círculo de Escritores.

Comentarios

  1. Mmmmbuajajajaja!!! Eso, que lo ponga morado por cab.....!!! Buenísimo Campanilla :) Un abrazote

    ResponderEliminar
  2. ¡Gaupi! xDDD Lo cierto es que se merece eso y mucho más!! C*br*n al máximo!!! Quizá fuera Rana, en vez de Príncipe... ;P
    ¡¡Besitines!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, Campinlla, realmente original. Me ha gustado mucho la idea de las princesas torturadas y enterradas vivas: muy macabro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Muuuuuchas gracias, Ricardo!!! *-* ¡¡¡Aiiiiixxxx!!! Macabro me lo imaginaba y, si encima, eso ha transmitido... Pues, ¡super happy! ^^
      ¡¡Muchas gracias por pasarte y leerme!!
      ¡Un Besazo! ;)

      Eliminar
  4. Muy buenas, guapa! En verdad es un relato del Más Allá, jejeje!! Muy buena idea y muy bien plasmada, como no sabemos lo que le pasará al Príncipe Azul, me permito imaginar una muerte lenta y más dolorosa que la de sus víctimas, jejeje!!
    Suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Guapi! ^^ Lo cierto es que llevo días pensando en escribir qué le sucede al Príncipe Azul, así que si saco hueco, conoceremos como fue la Venganza!! Eso sí... ¡Dolora y cruel será! ;P
      ¡Gracias por leerme!
      ¡Besis! ;)

      Eliminar
  5. Me ha encantado, por fin le ha llegado la hora, a ver si dejamos de verle de una vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDD ¡¡Aiiix!! Gracias por tu comentario Paola ^^ El Príncipe Azul... Se volverá Rojo Sangre!! ;P

      Eliminar
  6. Yo creo que este concurso está sacando lo peor de nosotr@s, vaya cosas horribles que inventamos!! jajajajajaa. Bueno, horribles pero muy buenas como literatura en tu caso. Qué historia tan original, me mantuviste pegadita al monitor desde el principio, atenta a cada renglón para desentrañar un misterio y un sentido que no estaría completo hasta el final. Me he encantado, Campanilla, realmente del mas allá :)

    Un beso y buen dia, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Aiiiix Julia!! ¡¡Tienes toda la razón!! Nos estamos dejando llevar por nuestro lado más oscuros... ¡¡Vaya relatos están saliendo!! ¡¡Miedo!! ;)
      ¡¡Muchas gracias por tu palabras!! *-* ¡¡Ay!! Nunca sé que decir... Así que... ¡¡Me encanta que te haya gustado!! Es todo un honor que me hayas leído ;)
      ¡¡Muchos Bestines!!
      ¡¡Lindo Días!! ^^

      Eliminar
  7. Macabro relato. La venganza será terrible. Muy bueno, Campanilla Feroz. Muy original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Lo será!! ¡¡Lo será!! Estoy meditando eso de hacer un "El Coleccionista de Barbies II" ^^
      ¡¡Muchas gracias por tu comentario, Federico!!
      ¡¡Por pasarte y por leerme!!
      ¡Besis! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida