Ir al contenido principal

A Veces...


A veces solo quiero ser una Niña que corre a esconderse en unos Brazos...
Después, recuerdo que no hay brazos.
Y que tampoco soy una niña...



Comentarios

  1. aishh! comemos de lo mismo?... crecimos en el mismo barrio?...yo tambien quiero devolverme aveces...:(..
    y pensar que me empieza a preocupar las patas de gallina,la gastritis cuando me estreso...y los pendejos que me abarcan...
    shit!! soy un cúmulo de quejar..jijijiji ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad... ¡¡Somos Gemelas!! ;) Pero nos separaron al nacer, ya sabes... Dos puntas del Mundos, era necesario que cada punta tuviese una Guerrera para hacer el cabra... Sino... ¡Todo sería muy aburrido! ;P
      Sí... A veces querría volver a ser una Niña, encontrar unos Brazos que me protejan... Pero... Esa sensación me hace sentirme muy frágil... Y no me gusta sentirme así... Entonces, despierta la Feroz... Y protege a la Niña...

      Eliminar
  2. No hace falta decir más, quiero y no puedo... Perfecto... Un abrazo Campanilla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero y no puedo... Puedo y no quiero... Siempre esa conexión de verbos... Atados para siempre...
      ¡Gracias Edgar!
      ¡¡Besines!! ;)

      Eliminar
  3. Triste y precioso, además la música acompaña. Muy bueno Campanilla. Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡María! *-*
      Es triste sí... Es triste sentir esa necesitad, porque te vuelve muy vulnerable...
      ¡Muchas Gracias!
      ¡Besis! ;)

      Eliminar
  4. Creo que todos hemos querido ser, por un momento, el niño o la niña que dejamos atrás. Queremos recuperar la infancia perdida y los brazos protectores que ya no están.
    Tan breve como bello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... Mi Niña interior sigue dando guerra... Tengo la suerte de no haberla perdido, de haber dejado su esencia dentro de mí... No es una cuestión de recuperar la Infancia en sí, pero sí esa sensación de protección y seguridad... De dejar de sentirse Frágil en algunas ocasiones...
      ¡Muchas, muchas gracias por tus Palabras!
      ¡Besis! ;)

      Eliminar
  5. Prometí volver y aquí estoy, cumpliendo mi promesa y dejando constancia de ello. En mi caso no puedo decir que yo haya querido ser nunca una niña. Una vez sí que quise ser un pez. Pero fue porque uno de mis hermanos era un fanático de Juan Luís Guerra y se pasaba todo el santo día escuchando aquella dichosa canción de la pecera. Afortunadamente se me pasó escuchando a mis amados Deep Purple. Ahora me conformo con ser lo que soy, sólo un tío que escribe cosas absurdas.
    Un placer leerte de nuevo, Campanilla. Un abrazo. ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pedro!
      ¡No te enfurruñes! Tardo en contestar los comentarios... Lo sé... Pero es que me suelo enredar a leer todas las entradas que pueda, con el poquito tiempo que tengo... Y se me pasa por completo pasar a responder... Y hasta que no me pongo en serio conmigo misma, ¡no lo hago! ¡Soy un desastre adorable! xDDD Pero... ¡Un desastre al fin y al cabo!

      ¿Pez? ¡¡Aiiiiiix!! Bueno... Cada cuál... ¡Si alguien quiere ser un Sirenito no seré yo quien se lo impida! Total... ¡Yo a veces soy un Bicho-Bola! Así que... ¡No tengo nada que objetar! :D

      ¡¡Muchas gracias por pasarte por mis Tinieblas que brillan en Blanco!! Sé lo que cuesta... ;)

      ¡¡Besitines!!! ^^

      Eliminar
  6. No es justo, todos seguimos siendo como niños en algún momento de nuestra vida, aunque hayamos dejado la edad apropiada muy atrás, y siempre debiera haber unos brazos prestos a acogernos y consolarnos...
    Propongo que hagamos una asociación solidaria de intercambio de penas y consuelos, así nunca más hemos de encontrarnos escasos de brazos comprensivos que nos sostengan :)
    Precioso Campanilla, breve pero lleno de sentimiento!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. #MeGusta #SeSabe

      Me gusta mucho tu idea... ¡Jum! Además, necesitaríamos Osos Gigantes, al menos, en caso de emergencia, por si no hay nadie en ese momento para pegarnos un abrazo bien, pero bien fuerte, que nos haga crujir las costillas... ¡¡¡Wiiiiii!!! ¡¡Deberíamos patentarla!! ;)

      Y sí... Siempre debería haber unos brazos en lo que cobijarnos, pero bueno... También hay Abrazos y Palabritas Virtuales que sientan muy, muy bien... *-*

      ¡Besines! ¡Julia! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida