Ir al contenido principal

Gracias

Será que hoy tengo la sensiblería a flor de piel, como si todos los pétalos de un montón de Girasoles de Magia Infinita me rozasen, al compás de las melodías de un viejo Trovador Soñador…

Será que mi Alma se ha transformado en Algodón de Azúcar o quizás… Quizás los Unicornios y demás Seres de Fantasía que siempre han estado rondándome vuelven a casa…

Será que las heridas ya no lo son… Y lo único que queda de ellas es Nada, salvo los hilos de purpurina de mil colores con las que se cerraron, con mimo, con suavidad, con Tiempo hecho de Sonrisas…

Será que el Corazón empieza a sacudir el frío del Invierno, del Letargo en el que estuvo enclaustrado, mientras esperaba a que su Dueña recordase que no podía perder a sus Musas, Amigas de las Noches de Insomnio, de los Paseos entre las Nubes, de las Ganas de Volar… Será que mi Músculo Bombeador de Sangre de Duende ya no siente pánico, no se siente solo, pues los Vampiros de Memoria Fotográfica empiezan a merodear por la Mente, correteando como locos, divertidos, buscando un hueco en mis Horas para poder vivir entre las letras…

Será que la Imaginación vuelve a estar activa, dichosa y ávida de hacer explotar a las neuronas entre cientos de escenas épicas con una Banda Sonora Propia, Original… Una Banda Sonora que no es más que los latidos arrítmicos, alocados, hiperactivos y estrambóticos de mi Corazón… De mi Corazón sin aderezos, sin maquillajes, a pecho descubierto y tatuado de Mariposas y Estrellas que no son de Nadie, que son solo mías, porque con mis Lágrimas, las Sonrisas y las ganas de Vivir fueron cogiendo impulso, aleteando, convirtiéndose en las más hermosas, reinando en un Universo Paralelo… En mi Universo de Nubes

Será… Será que me siento bien. Será que de camino a casa, he entrado en un supermercado y me he comprado un Huevo Kinder porque sí, porque me apetecía… Porque me apetecía chocolate, porque me apetecía una Sorpresa de Nadie, porque las Sorpresas son así… A veces, buenas… A veces, feas… A veces, no te sorprenden… Otras, son Mágicas… En ocasiones, no llegan nunca… Y, si te da la gana, existen momentos en los que las Sorpresas las buscas tú, en el interior de un Huevo de Chocolate, destinado a los más peques… (Y no tan peques, como yo…)

Será que solo quiero dar las GRACIAS.

GRACIAS a todos los que me animasteis a escribir, cuando yo solo veía Sombras… GRACIAS porque Las Letras Suicidas y Sangre En La Nevera nacieron como un impulso… De esos impulsos que sabes que se quedan, que, en realidad, no son más que el Eco de una Decisión ya tomada, que solo necesita un empujón.

GRACIAS a los “Desconocidos” que me leéis… No tenéis ni la remota idea del BIEN que me hacen vuestros “me gustas”… Soy un Despiste Total #SeSabe por eso quiero agradecéroslo así, como mejor se me da: Dándole a las Letras.

GRACIAS a todas esas Personitas que comparten su Esencia, su Magia… A todas las que escriben, a todas las que me llegan al Corazón con sus magníficas palabras…


Simplemente… GRACIAS

Va por vosotros... 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alguien

Lágrimas De Unicornio

Sin Pecado Concebida